Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El atrevimiento y la juventud del Ajax contra las dudas del Madrid

Los blancos esquivan a los huesos duros y se emparejan en octavos con el conjunto holandés, un equipo contragolpeador y sin experiencia que comandan De Ligt y De Jong, objetivos del Barcelona

Los jugadores del Ajax celebran un triunfo en la Champions.
Los jugadores del Ajax celebran un triunfo en la Champions. REUTERS

El Ajax de Amsterdam, uno de los equipos de referencia del siglo XX, pionero en cuanto a estilo de juego y marcado para siempre por la eterna figura de Johan Cruyff, será el primer escollo del Real Madrid en el camino hacia su cuarta Champions consecutiva. Tetracampeón de Europa en década pasadas (1971, 1972, 1973 y 1995), venido a menos en el fútbol reciente, no parece un hueso demasiado duro para los de Santiago Solari, que viajarán a Holanda el 13 de febrero para disputar la ida de una eliminatoria que se cerrará tres semanas después, el 5 de marzo, en el Bernabéu.

No se presenta este Ajax como un equipo que practique y defienda un fútbol de los que más puedan incomodar al Madrid. Está liderado por uno de los jóvenes más interesantes y codiciados del fútbol europeo, Matthijs De Ligt, recientemente galardonado con el Golden Boy como mejor jugador sub-21, y por Frenkie De Jong, dos objetivos, entre otros, del Barcelona. El central y el volante, de 19 y 21 años respectivamente, son las caras que comandan el resurgir del equipo dirigido por Erik ten Hag. Capaz de poner contra las cuerdas al Bayern de Múnich en la fase de grupos, figura segundo en la Liga holandesa a solo dos puntos del liderato, propiedad de su gran rival, el PSV.

El cruce fue recibido con jolgorio en Ámsterdam. El capitán del equipo, Daley Blind, aseguró que la plantilla reaccionó con gritos de alegría y golpes en las mesas cuando vieron que su rival era el Madrid. "Son un equipo fantástico. No hay que confiarse, ahora viene un periodo de descanso y ellos tienen tiempo suficiente para mejorar", expresó el exjugador del Manchester United. "Si nos fijamos en los últimos partidos, hemos podido competir con un equipo de primer nivel como el Bayern de Múnich, tanto en casa como fuera. Si jugamos con la misma energía y el mismo coraje y valor, podremos tener oportunidades. Vamos a jugar para pasar a la siguiente ronda", amplió

Blind, de 28 años, uno de los pocos veteranos de la plantilla, en la que se encuentra también el exmadridista Huntelaar, es uno de los elementos clave en el apartado futbolístico más frágil del Ajax, la capacidad defensiva. Si bien es cierto que Erik ten Hag ha dotado al equipo de cierta consistencia, sigue siendo uno de los puntos más débiles de los holandeses. En cuanto al esquema, ha renunciado el técnico al característico 4-3-3 para implantar un 4-2-3-1 en el que De Jong es la principal referencia.

Pese a salidas importantes, como el extremo Justin Kluivert, poseen un puñado de nombres interesantes, la mayoría tremendamente jóvenes, como el marroquí Hakim Ziyech, el punta Kasper Dolberg o el brasileño David Neres, que les convierten en un equipo que combina el mimo por la pelota con la verticalidad, su rasgo más característico y su arma más peligrosa. Por ello tendrá que estar especialmente atento el Madrid en las ayudas y transiciones defensivas ante un equipo que factura una parte importante de sus goles a partir del contragolpe. Esta temporada solo han perdido un partido de 30 disputados, sumando seis empates y 23 victorias con un balance de goles más que favorable: 57 a favor por solo siete en contra en la liga, 24-9 entre la previa y la fase de grupos de la Champions y 10-0 en la Copa. 

La juventud y el intento por no renunciar nunca a la pelota suponen un arma de doble filo para el Ajax, el equipo con la media de edad más baja de todos los que se encuentran en los octavos (24,8 años). Los errores en la salida de balón y la inexperiencia en citas de esta enjundia merman sus opciones de hacer daño al Madrid en su regreso a una eliminatoria de la Champions trece años después. Desde la temporada 2005–2006, cuando se midieron al Inter de Milán, no se colaba el Ajax, finalista de la Europa League hace dos años, entre los 16 mejores equipos del continente.

El rival y el escenario no resultarán novedosos para el Real. Encuadrados en el mismo grupo de la Champions de forma consecutiva entre 2010 y 2013, el primer careo entre ambos se remonta a 1967, con Johan Cruyff en las filas del equipo holandés. Para la memoria del Ajax quedan las semifinales de la Copa de Europa de la temporada 72-73, cuando eliminaron a los blancos para terminar sellando su tercer descorhe consecutivo, y el 0-2 en el Bernabéu en la fase de grupos en 1995 en una exhibición del equipo que dirigía Louis van Gaal. Los Seedorf, Overmars, Kluivert o De Boer, entre otros, conquistaron Chamartín con un ejercicio de fútbol total.

Eran años de dominio y referencia para un Ajax que vive con el anhelo de recuperar glorias pasadas bajo un puñado de jóvenes que pondrán a examen las dudas y la irregularidad del campeón Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >