Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça prospera en Moscú de la mano de Tomic y Heurtel

El equipo azulgrana capea el temporal de 17 triples del Khimki y suma su cuarto triunfo seguido en la Euroliga

Singleton lanza obstaculizado por Bost. Ampliar foto
Singleton lanza obstaculizado por Bost. EFE
Euroliga Fase Regular

Finalizado

El Barcelona hiló su cuarto triunfo en la Euroliga, una competición con la que mantiene una asignatura pendiente. La está aprobando en los parciales otoñales, recuperado de sus dos tropiezos iniciales y del que sufrió el sábado en Fuenlabrada en partido de la Liga Endesa. En Moscú, ante el Khimki que ahora dirige Bartzokas, el entrenador con el que empezó hace ya algo más de dos temporadas su tortuoso camino europeo, el Barcelona consiguió un triunfo reparador.

KHIMKI, 80; BARCELONA, 87

Khimki Moscú: Bost (9), Jenkins (6), Shved (27), Gill (7), Mickey (2) –equipo inicial-; Crocker (17), Zaytsev (0), Monia (3), Zubkov (0) y Thomas (9).

Barcelona Lassa: Heurtel (18), Kuric (8), Hanga (6), Singleton (16), Tomic (16) –equipo inicial-; Pangos (8), Pau Ribas (0), Smits (0), Oriola (5) y Claver (10).

Parciales: 23-19, 15-19, 21-29 y 21-20.

Árbitros: Lamonica, Ryzhyk y Vojinovic.

Arena Mytischi de Moscú. 7.151 espectadores. Sexta jornada de la Euroliga. El Barcelona suma cuatro triunfos y dos derrotas.

Alexey Shved, el excompañero de Ricky Rubio en su etapa en Minnesota, reafirmó su condición de estrella y faro del equipo ruso. Sumó 27 puntos y seis asistencias. Y sin embargo, no se encontró cómodo en ningún momento. Hanga, a veces Pau Ribas y también Claver acabaron por desquiciarle en algunos momentos.

Shved sumó cuatro faltas mediado el tercer cuarto y tuvo que ser preservado algunos minutos de una prematura eliminación. El Barça castigó a base de bien la defensa rusa en aquellos momentos y llegó a dominar por 11 puntos (56-67).

El asombroso acierto del Khimki en los triples (17 de 39), no se correspondió con el de sus tiros de dos (8 de 19). El Barcelona preservó con mucho empeño y acierto su aro. Fue superior en el rebote, con 30 capturas, seis más que su rival y fue más diestro en el movimiento del balón, con tres robos más y dos pérdidas menos.

El Khimki se situó a solo un punto (75-76), después de una acción que sacó de quicio a Svetislav Pesic. Jenkins culminó un contraataque del equipo ruso mientras que Tomic y otros dos jugadores del Barcelona protestaban a Lamonica y pedían la revisión de una acción en la otra punta de la cancha.

El propio Tomic y Heurtel encadenaron dos acciones providenciales y recuperaron parte de la ventaja perdida por su equipo. Un triple de Crocker supuso el canto del cisne para el Khimki porque tras ese 78-80, a falta de dos minutos, el Barça fue superior en todo.

El cuadro de Pesic se valió de la superioridad de Tomic en la pintura, con 16 puntos y seis rebotes, la visión y agresividad ofensiva de Heurtel, con 18 puntos y ocho asistencias, y la clase de Singleton, con 16 puntos. Claver y Pangos redondearon el éxito azulgrana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información