Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid sondea a Mourinho para sustituir a Lopetegui

En busca de un líder autoritario que reconduzca la plantilla, los dirigentes de Chamartín consideran que el portugués sería la mejor opción siempre que le despida el United

José Mourinho, durante el entrenamiento del United este lunes. En vídeo, Mourinho descarta regresar al Real Madrid.

El Real Madrid se ha puesto en contacto con José Mourinho para ofrecerle el banquillo que ahora ocupa Julen Lopetegui. El actual entrenador del Manchester United ha mantenido conversaciones con el director general corporativo madridista, José Ángel Sánchez, según indican fuentes del club de Chamartín, que señalan que la operación entraña una gran complejidad. Mourinho, cuya situación en el United es muy delicada debido a los pésimos resultados, está esperando que le despidan. Hasta que eso suceda, no quiere renunciar a las dos temporadas y media de sueldo que tiene comprometidas con el club inglés, a razón de 20 millones de euros netos cada una.

Este periódico intentó sin éxito conocer la posición oficial del Madrid. Al club le preocupa conducir las negociaciones con discreción en la medida que Mourinho tiene contrato en vigor con otra institución. Los ejecutivos madridistas han indagado en el entorno del técnico para buscar una fórmula que le permita negociar su salida del United. El equipo inglés se encuentra en la 10ª posición de la clasificación de la Premier y a nueve puntos del líder, el City, y sus dirigentes han asistido con perplejidad al deterioro progresivo de las relaciones del entrenador con los futbolistas. El inminente despido de Mourinho era el plato principal de las tertulias televisivas en Inglaterra hasta el insospechado empate que logró el sábado pasado en Stamford Bridge (2-2), no sin una sonada trifulca con un asistente del Chelsea y una denuncia contra sus propios futbolistas por revelar la alineación a través de las redes sociales.

El escollo interpuesto entre el Madrid y Mourinho es el deseo del técnico de hacer valer su contrato con el United, que se prolonga hasta 2021. En el Madrid han podido saber que si es el propio Mourinho quien pide irse, su posición negociadora se debilitaría exponiéndole a perder gran parte de la indemnización. Un experto con vínculos en ambos clubes calcula que si el técnico espera a que el United le eche, podría negociar hasta embolsarse 60 millones de euros brutos. Si es él quien propone la rescisión perdería en torno a 30 millones.

Preguntado este lunes por el interés del Madrid en ficharlo, Mourinho respondió lo que mandan los cánones del buen negociador, durante una conferencia de prensa celebrada en Manchester. “Me apetece estar aquí y acabar mi contrato”, dijo, “incluso quiero alargarlo. Quiero estar aquí hasta el último día. Solo pienso en el Manchester United”.

Hasta 2021

No es la primera vez que Florentino Pérez y su mano derecha, José Ángel Sánchez, contemplan la idea de repescar a Mourinho, que dejó el club en la primavera de 2013. Ambos dirigentes hablaron con el técnico ofreciéndole el equipo en mitad de la temporada 2015-2016, tras el fracaso de Rafa Benítez y mientras Zinedine Zidane no se consolidó en el puesto. Mourinho acabó inclinándose por el United.

Ahora la situación ideal para los dirigentes del Madrid sería que Mourinho fuera despedido, cobrara su indemnización, y se quedara libre cuanto antes. Una persona próxima a la administración madridista indica que le ofrecerían un contrato hasta 2021 y el sueldo oscilaría entre 10 y 12 millones de euros netos por temporada. Esta fuente advierte de que, al margen de que el club pueda presentar a Mourinho como una apuesta a largo plazo, Florentino Pérez piensa en él como una terapia de choque. Una vía de escape que goza del aprecio de una parte considerable de la masa social, los llamados mourinhistas, pero que quizás tenga pocas probabilidades de viabilidad más allá de junio de 2019, en cuyo caso se pactaría una salida con una indemnización fija de antemano de un año de sueldo.

Mourinho y Antonio Conte encabezan la lista de entrenadores que baraja la directiva para relevar a Lopetegui, a quien proyectan despedir después del clásico. Ambos comparten rasgos fundamentales: practican un fútbol defensivo y destacan por un modelo de gestión autoritario de la plantilla. Florentino Pérez, que teme que el estilo tosco del fútbol de Conte no encaje en el gusto de la hinchada, aprecia especialmente las cualidades autoritarias y agresivas del italiano. Tal y como indica un asesor presidencial, el dirigente considera que hay que limitar la creciente influencia que han tenido los jugadores desde la llegada de Lopetegui.

No es casual que en la directiva conste que Sergio Ramos, el capitán, opinó en contra del fichaje de Conte y a favor de Lopetegui, cuando le sondearon en junio. Tampoco resulta trivial que la relación de Mourinho con Ramos, Marcelo y Carvajal, tres de los líderes del vestuario, fuera notoriamente difícil durante el ciclo del portugués en Valdebebas. El presidente cree que los futbolistas son los principales responsables de los cinco partidos consecutivos sin ganar que han precipitado al Madrid a esta situación.

La directiva se plantea colocar a Santiago Solari en el banquillo como una solución provisional. El recurso al entrenador del Castilla se activaría en caso de que sea inevitable acelerar el despido de Lopetegui antes de formalizar el fichaje de otro entrenador. En el Madrid cuentan conque este periodo provisional podría prolongarse incluso varias semanas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información