Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid, más de cinco horas sin marcar un gol

La comparativa del conjunto blanco este curso con los registros de anteriores temporadas desvela un descenso en todas las facetas ofensivas

CSKA Real Madrid
Benzema remata en el partido ante el CSKA. AP

La declaración más acorde a la situación que atraviesa el Real Madrid de Julen Lopetegui la dejó caer en Rusia el debutante Sergio Reguilón. "Así no podemos seguir", proclamó el lateral izquierdo sobre el césped del estadio Luzhniki de Moscú.

El mensaje en caliente del inocente canterano de 21 años, promocionado este curso a la primera plantilla, rompió con la línea de mensajes vacíos y escasamente críticos que intenta trasladar al exterior su entrenador desde hace una semana. El correctivo recibido en Sevilla (3-0) abrió un periodo de incertidumbre en Chamartín que se prolongó con el empate en el derbi ante el Atlético (0-0) y terminó de instalarse definitivamente con un nueva e inesperada derrota ante el CSKA (1-0). La reciente acumulación de tropiezos coloca al Madrid en la situación más comprometida en cuanto a resultados desde la salida de José Mourinho en 2013 y le sitúa como el equipo con menos capacidad anotadora en los últimos 12 años, cuando tras los mismos partidos de Liga y Champions registraba la misma cifra de goles: 15.

El Madrid de Lopetegui se enmarca como uno de los más deficientes de lo que va de siglo en Chamartín. Solo en cuatro ocasiones desde el año 2000 el equipo blanco se situaba por debajo de los 14 puntos tras la disputa de siete jornadas de LaLiga. El mismo botín que acumula el vasco lo firmaron también Zinedine Zidane el curso pasado, Fabio Capello en 2006 y Vicente del Bosque en el 2000. En la última década, solo la última temporada de Mourinho con 11 puntos de 21 posibles empeora sus resultados. Pero las diferencias entre ambas situaciones son considerables. Aquel año el Madrid marchaba quinto en la clasificación a ocho puntos del Barcelona y del Atlético mientras este se mantiene igualado con el equipo azulgrana, igual de inquietante en el inicio de curso, y suma uno más que los de Simeone.

En Champions, hay que remontarse a 2006 para recordar una derrota del Madrid en una de las dos primeras jornadas de la fase de grupos. Desde entonces, los blancos siempre habían sumado cuatro o seis puntos.

La causa principal de la situación de emergencia en la que se encuentra Madrid reside en la producción ofensiva. El equipo madridista acumula tres partidos sin ver puerta. Han pasado cinco horas y 19 minutos desde su último tanto, el que firmó Asensio ante el Espanyol el 22 de septiembre. Es la peor racha desde enero de 2007. Nunca desde entonces al Madrid le había costado tanto producir y anotar. El plantel de Lopetegui es el que menos remata, genera y marca en LaLiga en los últimos 12 años. Los 15 goles, 39 remates a puerta y 89 ocasiones tras siete encuentros son el registro más bajo en Chamartín desde 2006.

La sombra de Cristiano

El riesgo de la empresa que suponía dirigir a este Madrid no era insospechado para Lopetegui. El preparador recibió el encargo de reemplazar la figura de CR, el jugador más influyente en la historia reciente del club y uno de los máximos goleadores de siempre en el fútbol, sin que el proceso acarrease consecuencias en la época triunfal que instaló Zidane con nueve títulos en dos años y medio. El vasco proclamó la complejidad del reto en repetidas ocasiones, pero la sombra del goleador es ahora más alargada que entonces.

Lopetegui, ante el CSKA.
Lopetegui, ante el CSKA. Getty Images

La arriesgada decisión de la dirigencia de sustituir su figura, que ha supuesto el 40% de los goles del Madrid en los últimos nueve años, con la promoción de Bale, Benzema y Asensio resulta insuficiente hasta el momento. Ninguno de los integrantes del nuevo tridente ofensivo, que acumula 10 goles, ha sido capaz de mantener la regularidad anotadora en el inicio de temporada. Los datos son reveladores: el Madrid de Lopetegui promedia 1,7 goles por partido en Liga y Champions, el segundo dato más bajo en lo que va de siglo (desde 2004; un gol por partido).

Los números goleadores sufrieron una alteración en 2009 con la llegada de Cristiano. El atacante elevó las cifras al máximo. En sus nueve años el Madrid promedió 2,66 goles por partido y solo en un curso bajo de los 141. Su marcha este verano intuyó un declive anotador que ahora amenaza la trayectoria de Lopetegui y el futuro del Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >