Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miami seduce a Barcelona y Girona

Los clubes negocian las compensaciones para que el partido de Montilivi sea el de presentación de LaLiga en EEUU

Barcelona vs Girona Ampliar foto
Los jugadores del Girona celebran un gol en su estadio de Montilivi. Getty Images

LaLiga no se puede presentar con un partido cualquiera en Estados Unidos. Hay que afinar después del acuerdo firmado con la multinacional de medios, deportes y entretenimiento Relevent. La coyuntura exige la presencia de uno de los grandes del fútbol español y, por otra parte, la participación de un club dispuesto por una jornada a renunciar de alguna manera a la condición de local, sin penalizar gravemente a su afición a cambio de dimensionar su imagen global desde América. Un partido que reúne la mayoría de requisitos es el Girona-Barça, previsto para el fin de semana del 26-27 de enero de 2019. La sede podría ser muy bien Miami.

Al Barcelona la propuesta “le gusta”, especialmente por la difusión de la marca Barça en un mercado tan estratégico como el norteamericano —el club azulgrana dispone incluso de una oficina en Nueva York y se muestra dispuesto a negociar, siempre que se protejan los intereses de los socios que quieran acudir al partido y se tenga en cuenta la logística que precisa el equipo de Valverde. El Girona se deja querer siempre que se respeten sus intereses y los de los abonados de Montilivi. A la espera de nuevas propuestas —los organizadores no han cerrado ningún acuerdo—, los términos de la negociación parecen favorecer la primera oferta de LaLiga.

Así se ha sabido a través del Diari de Girona y de L'Esportiu que el Girona dispondría de unas 1.500 plazas gratuitas para presenciar el partido en el estadio Hard Rock Stadium de Miami. A cambio de un viaje de ida y vuelta, sin descanso, los interesados solo deberían depositar una fianza de 500 euros que sería devuelta al final del encuentro correspondiente a la jornada 21. También se contempla la opción de viajar y pernoctar en Miami a cambio de unos 600 euros por abonado del Girona. El club de Montilivi estudia también diferentes fórmulas para incentivar el desplazamiento de sus aficionados a Estados Unidos y para compensar también a los que no viajen y se sientan perjudicados por no poder presenciar en directo el Girona-FC Barcelona. Las fórmulas posibles pasarían por la devolución de una parte del abono y/o facilitar el acceso al partido que el Girona jugará en el Camp Nou.

A expensas del calendario, que incluiría la disputa durante la semana en cuestión de los cuartos de final de la Copa del Rey, también queda por fijar el horario del encuentro, aunque inicialmente se baraja la franja de 14.45 a las 15 horas, las 20.45 y 21 horas en España. Y conviene recordar igualmente que la AFE amenazó con una huelga en el caso de que el partido se celebre sin el consentimiento de los jugadores, circunstancia que quedó muy clara después de la disputa del Valladolid-Barça en unas condiciones precarias por el mal estado del campo del Nuevo Zorilla.

“Existe una propuesta y se trabaja en ella”

“Estamos trabajando con esa opción, pero hay otras alternativas”, afirmó Fernando Sanz, director general de LaLiga en Oriente Medio y Norte de África, cuando se le preguntó si el partido Girona-Barça del 27 de enero sería el elegido para disputarse en EEUU. “No hay nada que anunciar ni ningún acuerdo cerrado. Existe una propuesta y se trabaja en ella”.

Sanz también respondió a la amenaza de huelga de la AFE: “Gracias a la expansión internacional de LaLiga, desde 2013 hemos conseguido muchas cosas para el fútbol. En mi época nos costaba cobrar”.

“Vamos a esperar a que se confirme”, advierte Eusebio Sacristán, entrenador del Girona. “Todo lo que sea para mejorar nuestra Liga, bienvenido sea, pero hay que explicarlo bien y después dar voz y voto a todo el mundo; cuantos más estemos de acuerdo en cómo se hacen las cosas, mejor”. “El asunto afecta de diferente manera a cuantos agentes participan de un partido de fútbol”, añade. “A los abonados, por supuesto, y también al entrenador. Hay que viajar con el equipo, se debe tener en cuenta el partido anterior y el posterior, los horarios, las condiciones de juego”. Y remacha: “Me parece bien por lo que beneficia a LaLiga, pero todos los equipos debemos competir en las mismas condiciones. Ya dije también que el mercado de fichajes debería cerrarse antes de empezar LaLiga”.

Igualmente prudentes se muestran los portavoces de los dos clubes, interesados en que no se perjudique y se compense a sus abonados, dispuestos los dos —el Girona está vinculado al Manchester City— en cualquier caso a participar de la expansión de su marca a Estados Unidos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información