Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morata: “No sabía ni dónde estaba cuando salía a jugar”

El delantero, ahora sin competencia directa tras la ausencia de Diego Costa, admite que su último año fue un desastre

Álvaro Morata durante la rueda de prensa. EFE

Diego Costa comunicó el lunes al mediodía que no acudiría a la llamada de la selección de España 20 minutos antes de la hora prevista para la concentración. Alegó "problemas familiares", según la federación. El entorno del jugador indicó que su mujer estaba de parto. Una fuente próxima a Gestifute, la empresa que le representa, asegura que Costa fue informado de que Luis Enrique no le garantizaría la titularidad. Costa se entrenó este martes con el Atlético en Majadahonda mientras en Las Rozas, a solo unos kilómetros, España completaba su segunda sesión preparatoria.

Álvaro Morata se quedó en la selección como único nueve de referencia para afrontar los partidos contra Inglaterra (sábado 8 de septiembre) y Croacia (martes 11) de la Liga de las Naciones. Por primera vez, sin competencia directa en La Roja. De regreso tras quedar fuera de la lista del Mundial, cuidadosamente elaborada por Julen Lopetegui, quien jamás, en sus dos años de mandato, dudó de que Costa era fundamental. Así lo confirman las alineaciones y el entorno de Costa, seguro de la confianza que el actual técnico madridista tenía en el punta rojiblanco.

“Me siento como si fuera la primera vez”, dijo Morata, melancólico, cuando ayer le preguntaron por la experiencia del retorno tras la frustración de sentirse rechazado para ir al Mundial. “Estaba hasta nervioso cuando llegué aquí al hotel. ¡Vine una hora antes de la cita!”.

Le preguntaron al delantero del Chelsea, de 25 años, que cómo se sintió cuando supo que Lopetegui no le llevaría a Rusia. “¡Jodido!”, respondió. “¿Cómo voy a vivir el verano sin ir al Mundial? Fue un momento duro pero es pasado. Voy a hacer todo lo posible por ir al siguiente Mundial. La verdad es que fue muy difícil para mí porque yo pensaba que iba a ir”.

“Cuando empiezas a jugar al fútbol y ves los Mundiales por la tele”, prosiguió, “tu mayor sueño es ponerte la camiseta y representar a tu país. Yo lo pasé muy mal. Porque había sido muy feliz en todos los sitios en los que había estado [Madrid y Turín] y en Londres eso no ocurrió. La temporada acabó siendo un desastre. No sabía ni dónde estaba cuando salía a jugar. Ahora quiero hacer una gran temporada, volver a la selección, y sobre todo ser feliz”.

Junto con Kepa, Azpilicueta y Marcos Alonso, el madrileño es uno de los cuatro jugadores convocados del Chelsea, el club que más futbolistas aporta al equipo nacional después del Real Madrid.

“Me planteé volver a España o a Italia”, dijo Morata, repasando la primavera negra que sucedió a la temporada pasada. “Yo había sido feliz en el Madrid y en la Juve pero no siempre se puede escapar de la realidad. Me fui del Madrid para estar en el Mundial y no lo conseguí”.

“Quizás”, ponderó, “dejé de valorar el hecho de venir a la selección. No te das cuenta que cada partido con tu club te servirá para ir convocado hasta que ves los partidos de España desde tu casa y te das cuenta que estar aquí es lo más grande”.

“He sido padre”, concluyó, “tengo un nuevo entrenador [Maurizio Sarri] que quiere que juguemos parecido a como juega España; y he vuelto a la selección. Muchas cosas positivas han cambiado en mi vida. Sobre todo mis dos hijos, que son una motivación especial. Espero trasladar todo eso al campo”.

Más información