Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad el exciclista Jan Ullrich, detenido por allanamiento y amenazas al actor Til Schweiger

El ganador del Tour de 1997 fue arrestado tras haber saltado presuntamente la valla de la vivienda del intérprete

jan ullrich
Jan Ullrich a su llegada a los juzgados. EFE

El exciclista alemán Jan Ullrich, de 44 años, arrestado en Palma tras ser acusado de allanamiento de domicilio y amenazas al actor y director de cine Til Schweiger, ha sido puesto en libertad este sábado por orden del juzgado de Instrucción número 2 de la capital balear. Ullrich fue detenido ayer viernes por la tarde, sobre las seis, por agentes de la Policía Nacional, tras haber saltado la valla de la casa del intérprete y presuntamente haberle amenazado, según han informado fuentes de la Policía Nacional. El juez ha decretado orden de alejamiento de Schweiger. El exdeportista ha salido de los juzgados poco antes de las 21.00 horas tras prestar declaración.

Til Schweiger en el festival de cine de Berlín
Til Schweiger en el festival de cine de Berlín

La fuerza del destino tiene para Jan Ullrich y su vida de huida hacia adelante la forma y el uniforme de un cuerpo de seguridad español.

Una investigación de la Guardia Civil, la Operación Puerto, contra la clínica de sangre de Eufemiano Fuentes, acabó en 2006 con la carrera de Jan Ullrich, el corredor alemán llamado para establecer su dictadura largos años en el ciclismo mundial desde su llegada espectacular al Tour de 1996, segundo tras Bjarne Riis, y ganarlo en 1997, el primer alemán que lo conseguía; unos agentes de la policía nacional española, que le detuvieron el viernes 3 de agosto en una urbanización de Palma de Mallorca, han devuelto el nombre del coloso de Rostock muchos años más tarde a los titulares de prensa no deseados.

El exciclista alemán Jan Ullrich, de 44 años, tras ser detenido.
El exciclista alemán Jan Ullrich, de 44 años, tras ser detenido.

Según la nota de prensa de la policía, la detención de Ullrich, de 44 años, se produjo a las seis de la tarde tras saltar la valla que separa su chalet del del actor alemán Til Schweiger (famoso por Malditos Bastardos, de Quentin Tarantino) en Establiments, una urbanización de residentes predominantemente alemanes cercana a Palma de Mallorca. Según la policía Ullrich fue detenido por allanamiento de morada y amenazas al actor, que celebraba una fiesta en esos momentos y con quien, según el diario Bild, llegó a las manos. La policía investiga las razones del comportamiento de Ullrich, que, según algunas fuentes, estaría ligado al consumo de drogas. "Ullrich tiene un problema con las drogas, y a veces se pone agresivo", señalan dichas fuentes. "De hecho, es amigo de Schweiger, a quien intentó agredir".

Mientras Ullrich permanecía detenido en los calabozos de la Jefatura de Policía en Palma, a la espera de pasar a disposición judicial, la prensa alemana aprovechó para hacer un barrido marcha atrás de la vida amorosa de la estrella ciclista destrozada por el dopaje. Ullrich vivía plácida y aburridamente de sus rentas en la orilla suiza del lago Constanza con su esposa, Sara Steinhauser, hermana de su gregario Tobias, y sus tres hijos, hasta que hace cuatro años sufrió un accidente de tráfico cuando conducía borracho.

Al ser condenado en 2017 por la justicia a 21 meses de prisión condicional por ello, Ullrich decidió que Suiza no era un sitio seguro para su vida y se fue a vivir con su familia a Mallorca, el paraíso de los cicloturistas millonarios alemanes, para quienes empezó a organizar actividades en la isla. Su esposa no aguantó esa vida y a comienzos de año, según la prensa especializada alemana, se volvió con los niños a Alemania, a casa de su madre en Allgäu, en la otra orilla del Constanza, la región de los catillos de Luis II de Baviera. La misma prensa siguió contando que Ullrich había vuelto a beber y que tenía una nueva pareja, una joven cubana llamada Elisabeth. “Ahora tendré que empezar a aprender español para comunicarme mejor con ella”, reconoció entonces el exciclista alemán a quien antes que su relación con el doctor Fuentes le amargó la carrera la irrupción del invencible Lance Armstrong.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información