Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

T-Mobile despide por fax a Ullrich y Sevilla a raíz de la trama de dopaje

El equipo ciclista T-Mobile despidió ayer por fax y sin preaviso al alemán Jan Ullrich y el español Óscar Sevilla por su implicación en el escándalo de dopaje relacionado con el médico Eufemiano Fuentes. Ullrich expresó su decepción y calificó el despido de inaceptable. Sus abogados anunciaron que el despido carece de base y que acudirán a los tribunales.

T-Mobile no aguantó por más tiempo la presión del escándalo del dopaje de su máxima estrella. Tras la prohibición para tomar la salida en el Tour, el despido era algo inminente. El portavoz de T-Mobile, Christian Frommert declaró ayer: "El despido se produjo porque creemos que Ullrich y Sevilla están involucrados en el escándalo de dopaje español [descubierto por la Guardia Civil en la Operación Puerto]". Reconoce Frommert que no existen nuevos elementos en el caso, pero "los dos ciclistas tenían un plazo para demostrar su inocencia y hasta el día de hoy no lo han hecho". El portavoz considera que "no podíamos esperar hasta el día del juicio" a que Ullrich y Sevilla demostraran su inocencia.

En su página web Ullrich, que según estimaciones fiables cobraba 2,5 millones de euros anuales, respondió: "El despido me parece inaceptable. Me parece vergonzoso que después de todo lo que hice por el equipo ahora sea tratado como un número de fax". Wolfgang Strohband, apoderado de Ullrich, declaró: "El despido no está fundamentado. Si en la próxima semana no se llega a un acuerdo se opondrá al despido en los tribunales". El abogado del ciclista, Ulrich Theune, opina lo mismo: "El despido carece de base".

Desde que estalló el escándalo del dopaje no ha cesado la presión sobre Ullrich para exigir que demostrara su inocencia. Las opiniones de los comentaristas coincidían en pedir al corredor que demostrase con una prueba de ADN que la sangre congelada en Madrid bajo la etiqueta Jan no era la suya. Desde hace más de una semana el diario sensacionalista Bild publica día tras día un epígrafe titulado "Señor Ullrich, responda a estas tres preguntas: 1ª) ¿Ha manipulado sangre dopada? 2ª) ¿Ha tenido contacto directo o indirecto con el médico Fuentes? 3ª) ¿Por qué no se hace el examen del ADN?". El ciclista no respondió y Bild insiste cada día en el tema.

"Sólo soy un trabajador"

Dentro de la Operación Puerto, Ignacio Labarta, ex director del Comunidad Valenciana, y Alberto León, ex profesional de la bicicleta de montaña que presuntamente transportaba las sustancias ilegales en el escándalo de dopaje revelado por EL PAIS, reiteraron su "inocencia" ante el juez. "Sólo soy un trabajador que se ha visto metido en un embolado", se defendió León, indignado porque "hayan publicado hasta la dirección de mi casa; eso no lo hacen ni con los presos de ETA". León declaró durante media hora, como Labarta, una hora menos que el tiempo empleado por Eufemiano Fuentes, Manolo Saiz y José Luis Merino en sus respectivas comparecencias de días anteriores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de julio de 2006