Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamilton renueva con Mercedes

El británico firma por dos años más con la escudería alemana, con la que ha logrado tres de sus cuatro títulos mundiales

lewis hamilton
Lewis Hamilton posa junto al auto de Mercedes. Europa Press

Hay veces que Lewis Hamilton parece olvidarse de que si vive a caballo entre Nueva York y Mónaco y vuela de un sitio al otro en su avión privado es gracias a la Fórmula 1. El chico de Tewin tiene como objetivo trascender, ir más allá de las fronteras de una disciplina que proyecta unos valores, cuando menos, cuestionables. Hamilton siempre quiso ser Ayrton Senna. El problema es que el actual campeón del mundo es una contradicción en sí mismo, porque es imposible tratar de emular al brasileño, probablemente la leyenda más grande que haya dado nunca el certamen, desde el glamur de las pasarelas de moda de París o saliendo de fiesta con estrellas del pop como Justin Bieber. Esa conflicto volvió a ganar relieve este mismo jueves cuando Mercedes anunció el acuerdo de renovación de Hamilton por dos años más, un contrato que significa que el británico seguirá compitiendo en este campeonato que a veces se le hace bola, al menos hasta 2020 y cuando él haya cumplido los 35 años.

Según se desprende de las declaraciones de ambas partes, la firma de esta prolongación era prácticamente una formalidad una vez que el piloto se reunió en invierno con Toto Wolf, el consejero delegado de la división de carreras de la marca de la estrella. "He formado parte de la familia de Mercedes durante 20 años y nunca he sido tan feliz en un equipo como lo soy ahora", declara Hamilton en el comunicado oficial, en un mensaje que parece ir dirigido a McLaren, con quien se formó y para quien corrió antes de ponerse al volante de las Flechas de Plata, en 2013.

Aquel movimiento revolucionó el gallinero y suscitó muchas críticas que un par de temporadas después, con la entrada en escena de la tecnología híbrida y el inicio del reinado de Mercedes –cuatro dobletes consecutivos desde 2014– se transformaron en elogios. "Estamos en la misma onda tanto dentro como fuera de la pista, así que solo deseo poder seguir ganando y brillando más. A pesar de los últimos éxitos, Mercedes está más hambrienta que nunca, y eso me hace estar seguro de que este es el mejor lugar en el que estar para los próximos años", se extiende Hamilton, que a las puertas de la undécima parada del calendario, este fin de semana en Alemania, ocupa el segundo puesto en las estadísticas, a ocho puntos del líder, Sebastian Vettel.

De alguna forma, lo que hace esta renovación es evitar un movimiento de sillas que de no haberse producido seguramente estaría asegurado. A la espera de que Daniel Ricciardo renueve con Red Bull, lo que ocurra con el australiano determinará qué camino toma Carlos Sainz, cedido a Renault por Red Bull y que, en caso de necesidad podría repescarlo siempre que fuera para incorporarle a su escudería –no a Toro Rosso–. Al mismo tiempo, no hay indicios que lleven a pensar que Mercedes no vaya a renovar a Valtteri Bottas, que interpreta de maravilla el papel de escudero ideal para Hamilton.

Por lo demás, todo parece dispuesto para que Ferrari asuma la primera decisión de riesgo de los últimos tiempos y promueva a Charles Leclerc, la verdadera sensación de este 2018 al volante de un Sauber –ha puntuado en cinco carreras y acumula 13 puntos–. Y luego está el caso de Fernando Alonso, que después del verano deberá anunciar si prolonga su trayectoria en la F1 o si se centra en la resistencia a tiempo completo. Si opta por lo primero, ninguna otra estructura está en condiciones de ofrecerle tanta libertad y mando como McLaren, por más que los resultados no sean los deseados.

Más información