Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La estrategia de Corea del Sur para despistar a Suecia: entrenar con los números cambiados

El entrenador Shin Tae-Yong intercambia las camisetas de los dorsales tras asegurar que su rival los espía

El equipo de Corea del Sur durante un entrenamiento previo a su debut en el Mundial.
El equipo de Corea del Sur durante un entrenamiento previo a su debut en el Mundial. AP

Con tan solo tres días de competición, el Mundial de Rusia ya ha deparado las primeras anécdotas. En esta ocasión, el primer caso de espionaje en el Copa del Mundo 2018. Shin Tae-Yong, el entrenador de Corea del Sur, recibió la noticia de que un miembro del equipo técnico de Suecia, su próximo rival, había estado observando los entrenamientos del equipo asiático. Al saber esto, tomó una decisión: entrenar con las camisetas cambiadas para despistar al seleccionado europeo.

El entrenador sueco, Janne Andersson, no reconoció, por su parte, que hubieran espiado a su rival. "El miembro del personal sueco pensó que la sesión de entrenamiento estaba abierta y se fue cuando se le preguntó. No entendió que era una sesión cerrada. Le pidieron que se fuera y, como resultado, lo observó desde más lejos', dijo el seleccionador europeo. Sin embargo, el supuesto espía, miembro del cuerpo técnico sueco, dio una entrevista con el diario Swedish Express y admitió haber alquilado una casa cercana al campo donde entrenaba Corea del Sur para observar a su rival.

"Con la excepción de Son Heung-min [la estrella del equipo] y el capitán Ki Sung-Yueng, todos los demás jugadores llevaban números un poco confusos", explicó Tae-Yon en la víspera del encuentro. "Queríamos confundir al equipo sueco. Había llegado a nuestros oídos que había un espía sueco", incidió el técnico. El entrenador coreano explicó la razón de su estrategia: salvo Son Heung-Ming, famoso por jugar en la Premier League, no creía que el resto de caras fueran reconocidas por los suecos.

Corea del Sur participa en su noveno Mundial consecutivo, y en esta Copa compite en un Grupo difícil. Además de Suecia, tendrá que enfrentarse en la fase de grupos a la última campeona del mundo, Alemania, y a la potente México, que viene de derrotar (0-1) al equipo germano.

Más información