Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercedes y Hamilton se moderan en Melbourne

La escudería alemana y su punta de lanza dominan el primer día de ensayos en Melbourne, en el que Alonso termina el octavo

GP Australia F1
Hamilton, en los entrenamientos. EFE

Arrancó al fin el Mundial de Fórmula 1 aunque el panorama, al menos tras la primera jornada de entrenamientos del campeonato, no parece que vaya a cambiar a corto plazo respecto de los últimos años. Lewis Hamilton lideró las dos sesiones de entrenamientos del Gran Premio de Australia (la carrera, domingo a las 7.00, Movistar F-1), primera cita del calendario más largo de la historia del certamen (21 citas), aunque lo hizo con menos diferencia de la que uno podría imaginar. De cualquier forma, todo parece apuntar a que la marca de la estrella y su buque insignia, campeón en tres de los últimos cuatro años, se moderaron en esta primera toma de contacto.

El piloto británico fue el más rápido en el Albert Park tanto por la mañana como por la tarde, aunque la décima de diferencia que le separó en el segundo ensayo de Max Verstappen, parece un margen mucho menos del que realmente hay entre los monoplazas de la compañía de Stuttgart y el resto. Valtteri Bottas fue el tercero más rápido, a una décima del joven corredor holandés de Red Bull y a otra de su compañero de equipo, mientras que Kimi Raikkonen, el primero de los Ferrari, finalizó el cuarto, justo por delante de Sebastian Vetttel, ya a medio segundo del actual campeón.

La primera toma de contacto real de McLaren en su nueva alianza con Renault comenzó medio torcida, con los bólidos de Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne en el garaje, condicionados por problemas de fiabilidad en la zona de los escapes, en el caso del español. No obstante, los técnicos de la escudería de Woking (Gran Bretaña) se las apañaron para resolver el asunto a tiempo, de modo que tanto el asturiano como el belga pudieron rodar. Alonso concluyó con el octavo mejor registro, a 1,2 segundos de Hamilton, a la vez que el Vandoorne lo hizo el décimo, una décima por detrás del bicampeón del mundo ovetense. Renault y Carlos Sainz, por su parte, anticiparon un desembarco en Melbourne un poquito más positivo del que reflejaron las tablas de tiempos. El madrileño no pudo pasar de la 11ª posición, a casi un segundo y medio de la cabeza y una décima por delante de Nico Hulkenberg, su compañero.

La cronometrada, programada para este sábado a partir de las siete de la mañana en España (Movistar Fórmula 1) reflejará de forma mucho más fiel las diferencias entre unos y otros, y previsiblemente pondrá de manifiesto que Mercedes sigue marcando el ritmo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información