Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Joventut, una vida pendiente de un informe

La viabilidad del club depende del permiso técnico que permita al Ayuntamiento aprobar de urgencia una subvención de 750.000 euros

Lete y Morales, en el Olímpico de Badalona. Ampliar foto
Lete y Morales, en el Olímpico de Badalona.

La angustia se puede palpar en el pabellón Olímpico de Badalona. El histórico Joventut es un sinvivir. Los ultimatos se suceden y hay quien ya está al borde del ataque de nervios. Esta vez no parece que haya vuelta atrás. El jueves está convocada una Junta General con un orden del día funesto: “Someter a la votación de los accionistas las decisiones que deban tomar, y si es conveniente, la disolución de la sociedad”. Nada menos. La disolución quedará servida si el Ayuntamiento no aprueba este martes el desbloqueo de los pagos por patrocinio, unos 200.000 de los 800.000 euros anuales comprometidos, además de 750.000 euros para que la Fundación Capital Bàsquet pueda subvencionar el proyecto de cantera del club.

La delicadísima situación económica de la entidad corre paralela a la pésima situación deportiva de su primer equipo. Su continuidad en la Liga Endesa está seriamente amenazada. El sábado perdió, tras un polémico final, ante el Obradoiro (62-63). El Joventut es último con solo cuatro victorias, una menos que el Betis y dos menos que el San Pablo Burgos, que marca la frontera de la permanencia cuando faltan solo 11 jornadas para el final.

El embrollo económico solo podrá ser desbloqueado si los informes técnicos pertinentes permiten al Ayuntamiento desbloquear las cantidades que espera percibir el club. “Aguardamos a ese último trámite técnico y jurídico, del que aún no tenemos la respuesta definitiva del interventor, para saber si se puede aprobar o no la subvención de urgencia en el pleno municipal”, declaró la alcaldesa Dolors Sabater. Ese pleno se celebra esta tarde.

Las reuniones y negociaciones para desbloquear la grave crisis económica del club se han sucedido y una de las autoridades que se han implicado es José Ramon Lete, secretario de Estado para el Deporte, que ayer acudió a Badalona y se reunió con el presidente del club, Juanan Morales, con la alcaldesa, y con el secretario general de deportes de la Generalitat, Gerard Figueras, y también saludó a la plantilla de la Penya.

“No estoy en condiciones de descartar ni confirmar nada, pero soy optimista en el sentido de que la liquidación no se produzca”, apuntó Morales. “Quiero agradecer la presencia de todos los que han venido y de las soluciones que han aportado. Todas las partes se han mostrado preocupadas y conscientes de la situación y han mostrado su voluntad de buscar soluciones técnicas”, dijo el presidente del Joventut.

Proyecto de cantera

Lete, que fue jugador de baloncesto con el Breogán, el Helios, el Náutico Tenerife, el Estudiantes y el Obradoiro hasta 1987, manifestó: “Sería impensable que la ACB y el baloncesto español no tuvieran al Joventut”. Se mostró optimista sobre la resolución de los problemas económicos del club y destacó el acuerdo de voluntades de todos los grupos municipales para que la Penya siga siendo una realidad. “Os queremos en la ACB y en el deporte español porque sois un icono y un referente por el trabajo que hacéis con la cantera”, les dijo a los jugadores y técnicos del club. Anunció que el Estado, a través de su Ley de Mecenazgo, aportará entre 40.000 y 50.000 euros para llevar a cabo un proyecto singular relacionado con la cantera del Joventut.

Morales también informó de que el club está pendiente de otros ingresos que no se han podido desbloquear, como los procedentes del acuerdo singular que tiene con Hacienda. Subrayó que, a la vista de la información que se presente en la Junta del jueves, la decisión sobre la liquidación o no del club corresponderá a los accionistas. Y añadió que, en el peor de los casos, el club no se disolvería esta semana porque no es un proceso inmediato.

Lete, en referencia a las dificultades por las que atraviesan varios clubes, manifestó: “Es el momento de llegar a algún acuerdo con la ACB porque hay que buscar sostenibilidad y solvencia económica para evitar situaciones de esta naturaleza”.

Más información