Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guardiola, multado con 22.500 euros por lucir el lazo amarillo

La Federación Inglesa sanciona al entrenador del Manchester City por portar un símbolo político durante los partidos oficiales con el club inglés

Pep Guardiola luce el lazo amarillo en Anfield.

La Federación Inglesa (FA) ha multado este viernes al entrenador Pep Guardiola con 20.000 libras (22.500 euros) por lucir en partidos oficiales del Manchester City el lazo amarillo en reivindicación de la libertad de los separatistas presos, según informa AFP.

La federación le abrió la pasada semana un expediente al técnico español por mostrar un símbolo político al llevar durante los partidos de la Premier League, la FA Cup y la Copa de la Liga un lazo amarillo en apoyo a los dirigentes catalanes Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Joaquim Forn y Oriol Junqueras, en prisión preventiva por su implicación en el proceso independentista. Ahora ha sido multado.

Guardiola declaró en su momento que solo se quitaría el lazo amarillo si se lo pedían sus jefes. "Mi opinión personal no es una opinión política. Cuando los hombres y mujeres llevan un lazo rosa es porque apoyan la lucha contra el cáncer de mama. Lo mismo ocurre cuando llevo una insignia contra el cáncer de próstata. La idea es la misma, aunque, por supuesto, no quiero perjudicar al equipo", aseguró entonces Pep.

El City, al momento de la noticia de la multa de la FA a Guardiola, publicó un vídeo del míster portando el lazo amarillo durante la rueda de prensa de este viernes previo al partido entre el Stoke City y el Manchester por la liga inglesa.

Este viernes por la mañana, Jordi Cuixart, presidente de la organización soberanista catalana Òmnium Cultural que está en prisión preventiva por presunto delito de sedición, agradeció en un artículo en el diario británico The Guardian el apoyo mostrado por Pep Guardiola. "Es sencillamente un signo de solidaridad con personas que han sido encarceladas de forma injusta, como las familias de los rehenes estadounidenses retenidos en la crisis de la embajada de Teherán en 1979 que rezaban por su libertad", escribe Cuixart en The Guardian.

Más información