Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Espanyol vetará la entrada a un seguidor por agredir a un socio que llevaba una ‘estelada’

Un joven y su abuelo sufrieron heridas tras una discusión que se originó por política en las gradas del RCDE Stadium

Una imagen de la afición del Espanyol ante el Villarreal. Ampliar foto
Una imagen de la afición del Espanyol ante el Villarreal. @GTRESONLINE

Una estelada desató una pelea entre aficionados del Espanyol en las gradas del estadio del RCDE Stadium, el pasado domingo una vez finalizado el encuentro ante el Villarreal. “Comprobado el acta del partido emitida por el cuerpo de Mossos d’Esquadra, la riña en el interior de las instalaciones de nuestro estadio entre aficionados del club tendría origen en una discusión sobre temáticas ajenas al deporte”, corroboró el club blanquiazul en un comunicado.

La contienda se inició cuando un joven aficionado, que estaba acompañado por su abuelo, exhibió la bandera independentista catalana, lo que generó reproches por parte de otro seguidor blanquiazul en el sector 120 de la grada de Cornellà-El Prat. La trifulca se prolongó hasta la intervención de la seguridad privada del club y de los Mossos. Según informó RAC1, el agresor le abrió una ceja al joven y le dio un puñetazo en las costillas a su abuelo. Ambos meditan darse de baja como socios del club. “Es muy grave lo que está pasando y hay mucha gente que no quiere verlo”, dijo Joan Collet, expresidente del Espanyol en el programa El món a RAC1; “el club debe echarlos porque si no tendremos un problema muy grande”.

“Se ha identificado un agresor, que no es socio de nuestra entidad. El club activará todas las medidas necesarias para que la persona agresora no acceda en adelante a nuestras instalaciones deportivas como mínimo hasta que la justicia deportiva se pronuncie sobre la potencial sanción con prohibición de acceso a recintos deportivos que le corresponda afrontar”, anunció el Espanyol.

“El Espanyol se personará como acusación en el procedimiento judicial que se inicie fruto de la acción violenta ocurrida y denunciada y se ha puesto a la total disposición de las víctimas y de sus familias y les ofrecerá asistencia legal y representación letrada en el proceso a fin de resarcir el daño sufrido”, concluyó el club blanquiazul.

En octubre del año pasado, en medio de la tensión política y social por la situación que se vivía en Cataluña, el Espanyol y los agentes sociales más importantes de su entorno firmaron un manifiesto en que se reclamaba a los seguidores del club que las banderas que se llevaran al RCDE Stadium fueran solo blanquiazules. “Deseamos que la paz social se imponga de una vez por todas en Catalunya y que, en concreto, todas las consecuencias de la situación política presente queden siempre alejadas del mundo del fútbol y del deporte”, concluyó el Espanyol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información