Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EDUARDO SALETE VELA

My Esel, las bicicletas más personales del mercado

Una pequeña empresa austriaca revoluciona el mundo de la bicicleta con modelos personalizados en serie y fabricados en madera

Uno las ve y siente un flechazo. Llaman la atención, con un diseño limpio, elegante, casi zen. Claro que no he probado ninguna, y no sé si cuesta manejarlas, si es cierto que se adaptan a tu fisonomía y que resisten lo que las echen, pero de momento, solo por la imagen y lo que cuentan sobre ellas, ya las tengo anotadas como equipación a seguir. Las bicicletas My Esel son un nuevo concepto de bicicleta, que se puede personalizar y elaborar en serie y cuyo cuadro está fabricado en madera. Gracias a un algoritmo se calcula el tamaño y geometría de cada bicicleta en función de las necesidades de cada ciclista. Esto significa que el proceso es automático, y la personalización depende enteramente del cliente.

Según la empresa, la bici terminada se adapta perfectamente a las proporciones y estilo de pedaleo del ciclista que la ha encargado. Para llegar a estos resultados la My Esel cuenta con la colaboración de los expertos en ergonomía de la clínica ortopédica de Speising en Austria. Con esta personalización la empresa garantiza un poder de transmisión de pedalada perfecto, y una posición de confort y ortopédica del ciclista inmejorable. Un proceso que hasta la fecha solo se hacía a mano con las bicicletas de carreras y a un alto coste. Estas son las primeras bicis "customizadas" en serie del mundo.

Además, el cliente puede personalizar su bicicleta eligiendo el color y añadiendo equipo como sillín, manillar, piñón fijo, marchas o incluso convertirla en una e-bike. Así que cada modelo es casi completamente único.

Todo este proceso se consigue gracias a que el cuadro se fabrica en madera. La madera no solo le da un toque de estilo a la bicicleta, sino que además, según cuentan sus fabricantes, tiene unas ventajas mecánicas fantásticas. La madera es un material fibroso que puede absorber las vibraciones, además de mantenerse rígido, y, gracias al proceso de fabricado, puede ser usado para cualquier condición de la ruta y en cualquier clima. Pero además, a diferencia del carbono, es un recurso sostenible. De hecho, la madera sale de los bosques que la producen de forma sostenible en Salzburgo. Una vez fabricadas las distintas piezas, son montadas en la fábrica que My Esel tiene en Linz, Austria.

Los fundadores de la empresa: Bernhard Lehner, Heinz Mayerhofer y Christoph Fraundorfer (en el centro). ampliar foto
Los fundadores de la empresa: Bernhard Lehner, Heinz Mayerhofer y Christoph Fraundorfer (en el centro). My Esel

Fabricaremos modelos urbanos, de carretera y fuera de pistas, tanto e-Bike como bicicletas tradicionales. Pero para el 2018 tenemos una Urban Bike perfecta.

Christoph Fraundorfer

La idea surgió cuando el joven Cristoph Frandorfer, fundador de My Esel, pedaleaba cada día a la Universidad para completar sus estudios de arquitectura. Christoph tenía un problema con su 1,95 de estatura, la bici le provocaba dolores de espalda y rodilla. Necesitaba una bici personalizada para sus necesidades. Pero no encontró nada que un estudiante pudiese pagar y, además, adaptar una bici a sus proporciones llevaba tiempo. Así que decidió idear un sistema con el que se pudiese construir bicicletas personalizadas, rápida y económicamente. Cuatro años más tarde lanzó su empresa.

El proyecto ha tenido tanto impacto que en la pasada Ispo en Múnich, My Esel obtuvo el premio ISPO Brandnew Award para jóvenes emprendedores en el mundo de los negocios del deporte.

Yo estoy deseando probar una.

Más información