Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla, frente a un muro como es el Manchester United de Mourinho

Eliminatoria complicada para el equipo andaluz, que nunca ha pasado de octavos

Sevilla Manchester United
Mourinho y Lukaku durante el derbi de Manchester. AFP

El Sevilla se las verá con el Manchester United de Jose Mourinho en los octavos de final de la Liga de Campeones. Un emparejamiento muy complicado para el equipo andaluz, que todavía no ha sido capaz de pasar de los octavos en la máxima competición continental. El partido de ida en el Ramón Sánchez Pizjuán se jugará el 21 de febrero, miércoles, y la vuelta en Old Trafford tendrá lugar el martes 13 de marzo en tierras inglesas.

"Se trata de un rival muy complicado, algo lógico a estas alturas de competición. Es un histórico para una eliminatoria muy bonita. Sin duda, el Sevilla tiene que buscar su mejor versión para eliminar a un rival de este nivel. No obstante, nuestro equipo ha dado muestras de poder medirse ante cualquier equipo, por muy fuerte que sea", afirmó Óscar Arias, director deportivo del Sevilla. "Con el Madrid hicimos muchas cosas mal, cosas que no se puede repetir en la eliminatoria contra el Manchester United", añadió el máximo responsable de la planificación deportiva del Sevilla. "Mourinho nos conoce bien. Es un equipo muy fuerte, con un enorme potencial, sobre todo en el aspecto físico. No creo que sea demasiado inconveniente jugar la vuelta fuera", añadió Arias. "Sería tremendo pasar a cuartos en un estadio como Old Trafford, pero de aquí a febrero pueden pasar muchas cosas. Por ejemplo, hay un mercado de invierno y los momentos de forma pueden cambiar. El Celta, por ejemplo, estuvo cerca de eliminarlos", aclaró el director deportivo del Sevilla. "Los octavos se presentan apasionantes", finalizó Arias.

"Nos ha tocado el United y será muy complicado. Esto en la Liga de Campeones e intentaremos competirle la eliminatoria. Yo había soñado que nos tocaba el United y se ha cumplido", aclaró, por su parte, Nolito. "Es un equipazo, un gran estadio, con jugadores de talla mundial, pero es lo que hay", añadió el extremo del Sevilla. El actual entrenador del Sevilla, Eduardo Berizzo, ya se enfrentó al United de Mourinho en las semifinales de la Liga Europa de la pasada temporada, con triunfo del conjunto inglés bastante apurado.

Un año después de verse condenado a la Europa League y tras cuatro fuera de las rondas finales de la Champions, el Manchester United regresa a unos octavos de final. Lo hace de la mano de José Mourinho y precisamente gracias a su triunfo la temporada pasada en la Liga Europa. Ahora, descolgado a once puntos del liderato de la Premier League tras su reciente derrota en el derbi de Manchester en Old Trafford, el técnico portugués mide por enésima vez su libreta y su categoría en la máxima competición continental envuelto en un debate continuo sobre si su cuadernillo requiere una actualización después de enlazar siete años sin alcanzar una final de la Champions.

Mourinho llegó en el verano de 2016 al Manchester United, un equipo perdido desde la retirada de Alex Ferguson. Tras los fracasos de David Moyes y Louis Van Gaal, los dirigentes americanos y las leyendas del club recurrieron al portugués, despedido por el Chelsea seis meses atrás. Su carácter y el gen ganador y competitivo que tradicionalmente habían impregnado a todos sus equipos parecían la única bala para despertar a este United en busca de reverdecer viejos laureles. En su primera temporada, Mourinho estuvo lejos de conseguir la Premier, pero logró la conquista de la Europa League.

Un año y medio y 350 millones después de su llegada, el Manchester United parece obligado a dar un paso al frente. Aderezado con jugadores como Lukaku, Pogba, Matic, Lindelof o Bailly, a los que acompañan los canteranos Lingard o Rashford, en el histórico equipo inglés también juegan futbolistas de la talla de Ibrahimovic, recuperado de su lesión. Con españoles como Mata, Ander Herrera o De Gea, ni siquiera una fase de grupos prácticamente inmaculada parece motivo suficiente para terminar de asustar en Europa, donde equipos como PSG, Manchester City, Real Madrid, Barcelona y Bayern de Munich parten por delante.

Más información