Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asenjo, de vuelta en un partido grande

El portero palentino, que cayó lesionado ante el Madrid, regresó en la Liga contra el Barça

Luis Suárez dispara ante Sergio Asenjo.
Luis Suárez dispara ante Sergio Asenjo. AFP

Contra el Barcelona, Sergio Asenjo fue la gran noticia para el Villarreal. Un ejemplo de voluntad, tras superar por cuarta vez una lesión de ligamentos. Para regresar una vez más a un terreno de juego y vivir un partido grande, para enfrentarse al Barça y a Messi. Más de nueve meses habían pasado desde que Asenjo caía por última vez, quebrada su rodilla derecha, también en un enorme choque ante el Madrid. Sucedió el 26 de febrero. Cientos de horas de trabajo en silencio para volver sentirse futbolista, superar sus miedos y la soledad del portero.

Dos jornadas atrás, Asenjo regresaba a una convocatoria. Se sentó en el banquillo en el encuentro ante el Sevilla. Cuatro días después ya ejercía bajo los palos en un partido oficial, en la Copa ante la Ponferradina. Javi Calleja consideró que ante el Barça el palentino estaba ya preparado. En la otra portería se encontraba Ter Stegen, para quien Asenjo es un ejemplo. El alemán lamentó las desgracias de su compañero de profesión y le mandaba mensajes de ánimo desde las redes sociales.

Nada más iniciarse el partido, Asenjo sintió alivio al comprobar que el remate de cabeza Piqué a la salida de un córner botado por Denis Suárez, se estrellaba en la cruceta derecha. En la segunda mitad fue el palo izquierdo el que hizo de defensa de Asenjo tras puntear Luis Suárez. En la primera mitad el palentino solo tuvo que intervenir en una ocasión, adivinando la trayectoria del lanzamiento de falta de Messi, bien dirigido pero sin potencia. Más trabajo tuvo Ter Stegen, que realizó la parada salvadora de todos los días de trabajo. El disparo de Roberto Soriano a bocajarro fue repelido por el germano. Ya en el segundo acto, Asenjo no pudo hacer nada para detener una gran acción combinativa del Barça que culminó Luis Suárez, con superioridad numérica los blaugrana. La puntilla (0-2) la puso Messi después de un robo en una mala salida de balón del Villarreal.

La sorpresa en la alineación de Calleja resultó la inclusión en el once de Semedo, defensa portugués por el cual el Villarreal pagó el pasado verano 14 millones de euros al Sporting de Portugal. Apenas utilizado el luso, fuera del equipo por un periodo de dos meses debido a una lesión muscular, ante el Barça Semedo se ubicó como mediocentro defensivo, acompañando a Rodri y Trigueros en la medular, ausente Fornals, que sufrió un desmayo en la víspera en el último entrenamiento amarillo. Una novedosa línea de tres que Calleja se inventó para cortocircuitar la creación del Barça.

Semedo acusó la inactividad y tuvo que abandonar el juego a los dos minutos de la reanudación. Entró Castillejo, de vuelta mes y medio después que cayera lesionado ante el Atlético y Calleja recuperó su rombo clásico. La expulsión de Raba con media hora de juego por delante, allanó la victoria del Barça y amargó el regreso de Asenjo a un partido grande.

Más información