VILLARREAL

Sergio Asenjo siempre vuelve

El portero del Villarreal supera su cuarta rotura de ligamentos

Sergio Asenjo, durante el calentamiento previo al Villarreal-Sevilla.
Sergio Asenjo, durante el calentamiento previo al Villarreal-Sevilla.Domenech Castelló / EFE

Hay escenas dramáticas que se han repetido cíclicamente en la vida deportiva de Sergio Asenjo, un amargo déjà vuen una carrera interrumpida en cuatro ocasiones por una misma lesión: rotura de ligamento cruzado anterior, las tres primeras en su rodilla derecha, la última en la izquierda el pasado 26 de febrero ante el Madrid. Un trágico récord del que el portero del Villarreal siempre ha salido a flote para reiterar una vez más el mismo titular: Asenjo regresa. Nueve meses después, el palentino volverá a sentirse futbolista defendiendo hoy la portería del Villarreal ante la Ponferradina en la Copa (19.30, beIN Sports), para ayudar a su equipo superar la desventaja de la ida (1-0).

Más información

“Muy pocos jugadores de primer nivel han tenido cuatro lesiones de tal gravedad. Mentalmente es extraordinariamente fuerte. Cuando se lesionó ante el Madrid lo vimos todos muy mal, psicológicamente muy afectado. Pero la verdad es que nos sorprendió verlo al día siguiente que ya estaba con la cabeza arriba y que tenía ganas de empezar a trabajar para recuperarse”, recuerda Jordi Vives, el readaptador del Villarreal que ha pasado ocho meses implicado de lleno en la recuperación del portero internacional.

Un volver a empezar para Asenjo, una larga rehabilitación, jornadas diarias de ocho horas de lunes a sábado entre gimnasio y fisioterapia. Una batalla consigo mismo por mantenerse firme, con la ilusión de siempre, la que le hizo debutar con el Valladolid en Primera diez años atrás. “Han sido miles de horas de trabajo, de altibajos, de sufrimiento, de sonrisas, de progreso y de mucho optimismo, esa es mi forma de afrontar las cosas”, escribió el palentino en la víspera del regreso a una convocatoria el pasado domingo ante el Sevilla. “La cabeza que tiene Asenjo es para estudiarla. No ha necesitado ayuda psicológica, tiene muchísimo mérito, es digno de admirar”, se sorprende una vez más Jesús Unanua, el preparador de porteros del Villarreal.

“Una estratégica psicológica que Sergio utilizó como terapia, es hacer un diario en las redes sociales donde contaba los progresos de su recuperación y recibía diariamente incontables mensajes de ánimo de todas las partes del mundo. Por otro lado, mucha gente que estaba pasando por lo mismo le escribía diciéndole que era una referencia para ellos al ver cómo se había superado tantas veces. Eso le ayudó muchísimo”, entiende Jordi Vives.

Asenjo se ha convertido en un especialista en la materia, versado en rodillas maltrechas. “Sus seguidores le preguntaban por los tiempos. Cuándo empezó a correr, cuándo realizar los primeros saltos... Él iba contestando y resolviendo dudas. Cuando un deportista de nivel se lesiona de gravedad como él necesita conocer a su cuerpo más que ningún otro, saber cómo trabajar para recuperarse. Asenjo se ha vuelto un experto en recuperaciones de ligamento cruzado anterior. Ahora está pasando por la misma situación Andrés Fernández (lesionado en la segunda jornada de Liga) y Sergio siempre está pendiente de él, de cómo evoluciona, si le aparecen molestias, de cómo va la flexión, la extensión… Ya es un readaptador, como un compañero especialista más”, reconoce Vives.

Y una vez más, Asenjo ha salido del pozo, con esfuerzo y ánimo. “Han pasado 267 días, que se dice muy pronto. Un camino de más de ocho meses para superar este nuevo obstáculo que el fútbol quiso poner en mi carrera”, recuerda Asenjo el enésimo purgatorio pasado. “Sería una buena recompensa a la altura del trabajo que ha realizado en este tiempo que estuviese en el Mundial de Rusia”, confía esperanzado Vives. Nada imposible para Asenjo que siempre vuelve.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50