Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fortaleza de Asenjo

Los expertos inciden en el aspecto mental y las condiciones físicas del portero menos goleado de Liga

Asenjo ante la Real Sociedad.
Asenjo ante la Real Sociedad. AFP

Este domingo el Madrid se enfrentará en el Estadio de la Cerámica a un Villarreal creativo, con futbolistas de gran calidad técnica. Destacan sin embargo por su faceta defensiva. Son el equipo más hermético de la Liga, el segundo que menos encaja de los grandes torneos de Europa por detrás del Bayern, en el que Neuer ha recibido 13 goles en 21 jornadas. Con dos partidos más, Asenjo ha recibido 15 tantos, tan solo 0,65 por encuentro, un gol cada 138 minutos.

Todas las miradas del Villarreal se focalizan en Asenjo, protagonista indiscutible del equipo castellonense en esta temporada en la que está resaltando convertido en el Zamora de la Liga. A los 27 años, el portero palentino está en el mejor momento de su carrera. “Es muy completo. Destaca su solidez y tranquilidad; esa confianza que transmite al equipo. Posee grandes cualidades técnicas y físicas, domina el juego aéreo y se maneja bien con los pies”, entiende Andrés Palop, el exportero del Sevilla que hizo su debut en la élite con el Villarreal tras formarse en el Valencia en el que jugó posteriormente seis temporadas.

 “Perfecto”

 Inciden los expertos en las grandes condiciones de Asenjo. “Física y técnicamente es perfecto. Tiene una gran fuerza y potencia en las piernas que le dan agilidad y rapidez, condiciones que ya se vislumbraron en el Valladolid, debutando en Primera con 18 años”, considera César Sánchez, el exguardameta del Madrid y Valencia, entre otros clubes, que terminó su etapa profesional en el Villarreal. “La fuerza mental y física de Asenjo es reseñable, importantísima para un portero. Ya lo demostró en sus inicios en el Valladolid. Su paso por el Atlético también le hizo madurar. Además, es un chaval muy majo, importante para un grupo”, remarca José Manuel Ochotorena, el preparador de porteros del Valencia y de la selección española.

Asenjo convive día a día en el Villarreal con el preparador específico Jesús Unanua. Tras 20 años bajo los palos, el navarro es el especialista en la materia en el club de Roig, siendo partícipe clave de la evolución de Asenjo en tres años y medio de amarillo. “Sergio trabaja cada entrenamiento para ser el mejor. Es muy responsable y regular. No se viene abajo cuando vienen mal dadas ni saca pecho en los buenos momentos”, explica Unanua enfatizando, “es un portento físico”.

Las cualidades que hacen de Asenjo uno de los mejores porteros de Europa son aspectos resaltables pero secundarios si se atiende a la trayectoria vital y deportiva del portero palentino, llena de infortunios. Tres roturas de ligamentos de la rodilla derecha pusieron en entredicho la carrera de Asenjo. “La fuerza de voluntad de Sergio es inmensa. La última lesión en la rodilla le dejó tocado. Pero al poco tiempo ya estaba convencido de que iba a ser el mismo”, reconoce Unanua. “Los porteros son tipos especiales y fuertes mentalmente. Ahora se exige a los futbolistas desde edades tempranas. Solo el que soporta la presión llega a la élite. Asenjo ha superado tres golpes muy duros, señal de que psicológicamente está muy preparado”, observa César, que se apasiona hablando de un mundo que conoce perfectamente.

“Esquivar rocas”

 “Si se ha levantado tres veces es porque es un gran profesional. Muchos no vuelven a ser los mismos tras una grave lesión y ya no recuperan el nivel. A él las lesiones le han hecho más fuerte y mejor portero”, recalca Palop. “Ha tenido que esquivar rocas que han interferido en su camino”, acentúa César. La resiliencia de Asenjo es incuestionable. “Para otros el camino es mucho más sencillo. En mi carrera me ha tocado quitar muchas piedras para poder disfrutar de esta profesión que tanto amo”, recordaba Asenjo en una entrevista reciente.

El brillo de Asenjo se entiende en el contexto del Villarreal, un equipo al que le han rematado entre los tres palos en 82 ocasiones en 23 partidos: el décimo equipo de la Liga en el ránking de tiros recibidos. Asenjo realizó 67 paradas, con actuaciones memorables como en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla atajando un penalti a Nasri. En 11 partidos ha mantenido el Villarreal la portería a cero, solo superado por el Atlético que, entre Oblak y Moyá, han hecho permanecer imbatido a los rojiblancos en 12 choques.

La conexión de la defensa amarilla se entiende por la estabilidad y continuidad en el tiempo. Mario, Musacchio y Jaume Costa llevan juntos ocho temporadas coincidiendo desde el filial. Víctor Ruiz cumple su tercer curso en el Villarreal actuando a un gran nivel. “Con la defensa me entiendo con la mirada”, ensalza Asenjo a sus compañeros.

“Si la defensa es una verbena el portero pierde confianza”, incide Palop. “La tendencia del club es que los jugadores permanezcan mucho tiempo. En el Villarreal se dan las condiciones ideales para que el futbolista disfrute de su profesión”, dice César.

Un marco tranquilo donde Asenjo es el más fuerte.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información