Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thompkins rescata al Real Madrid ante el UCAM Murcia en un arrebato de épica

El estadounidense se viste de Llull y resuelve un duelo memorable con dos triples, uno para forzar la prórroga sobre la bocina y otro para sentenciar a falta de 4s (87-85). Campazzo, nueva baja para Laso

Doncic supera a Soko
Doncic supera a Soko EFE
Liga Endesa ACB Jornada 11

Finalizado

Víctima de una desalentadora secuencia de lesiones el Real Madrid sufrió lo indecible para derrotar al UCAM Murcia en la prórroga (87-85) en un partido memorable en el WiZink Center. Rescatado por un arrebato de bravura, con el inopinado liderazgo de Radoncic y Taylor en los momentos clave, y gracias a dos triples agónicos de Thompkins al estilo Llull (uno para forzar la prórroga y otro para sentenciar el duelo a falta de 4s), el conjunto de Laso salvó el triunfo en una mañana difícil en la que perdió a Facundo Campazzo. A la espera del parte médico, el base argentino se une, con un fuerte esguince de tobillo, a la inabarcable lista de bajas de los blancos, a cuatro días de recibir al Barça en un duelo crucial para su futuro en la Euroliga. Mientras, el líder de la Liga Endesa abrazó la épica y superó las magulladuras para arañar la victoria con 17 puntos de Carroll, 16 de Doncic y 13 del héroe, Trey Thompkins.

Se presentaba el Madrid ante el UCAM Murcia con la idea de restañar el ánimo y la contabilidad de victorias después de la peor secuencia en la Euroliga de la era Laso, con seis derrotas en las siete últimas jornadas (siete en total en los 11 encuentros precedentes). Pero pronto se nubló la mañana para los blancos con la enésima lesión. Mediado el primer cuarto, el grito seco de Campazzo dejó helada a la parroquia madridista. El base argentino se retorcía de dolor bajo la canasta de su exequipo tras doblarse el tobillo izquierdo en una acción en la que pisó el pie de Clevin Hannah. Se marchó directo al vestuario con una cojera ostensible y apoyando con extremo cuidado la articulación dañada. “Quería volver a jugar, pero el médico me ha dicho que no podía. Era absurdo forzar. Veremos a ver como evoluciona. Espero que llegue al jueves”, explicó el técnico madridista tras la contienda.

Con la perspectiva de la visita del Barcelona, en el duelo crucial de la 12ª jornada continental, el panorama de Laso se tornaba malabarístico para rearmar una rotación castigadísima desde antes del comienzo de la temporada. A primeros de agosto, con la selección, se rompió el tótem, Llull; el 19 de octubre, Kuzmic y Randolph se unieron a la enfermería tras caer en combate ante el CSKA; el 4 de noviembre, en Tenerife, el hombro izquierdo de Ayón dijo basta; y el 14 de noviembre, en la tunda de Vitoria, Randolph volvió a ingresar en el parte de bajas. A la secuencia de desdichas se unen la ausencia de un mes que protagonizó Thompkins por un problema familiar; la reciente lesión muscular de Taylor; y los achaques de Rudy, fuera de la lista ante el Murcia tras el sobresfuerzo ante Olympiacos. Una oda a la desdicha.

Campazzo, tras su lesión
Campazzo, tras su lesión EFE

Regresó Campazzo de los vestuarios, pero permaneció todo el partido sentado al fondo del banquillo, junto al resto de caídos en un curso tortuoso (Llull, Rudy, Randolph, Ayón y Kuzmic, un quinteto de muchos quilates vestido de calle). Aprovechó la circunstancia el Murcia para crecer en mitad de la destemplada mañana madridista. Con los blancos atribulados por su mala pata, el equipo de Ibon Navarro hizo camino gracias a Hannah (11 puntos en el primer cuarto) y a Kloof (10 más en el segundo acto). El primer estirón visitante llegó al 12-19 del minuto 8; el segundo al 23-33 del minuto 16. Los locales, como ocurriera en Atenas, se defendían con los puntos de Doncic y Carroll, pero no tenían capacidad para disimular sus desajustes. Randle no atendió a las urgencias en la dirección en ausencia de Campazzo, Maciulis y Taylor no encontraban los grilletes en defensa y Thompkins permanecía inédito tras un castañazo en los minutos iniciales.

Cinco puntos consecutivos del propio Thompkins tras el entreacto sirvieron a los de Laso para capear el temporal (42-41, m. 24). Pero el Madrid no encontraba automatismos para romper la inercia optimista de su rival. Los de Laso jugaban contra el Murcia y contra su sistema nervioso, agobiado ante la adversidad. El conjunto de Ibon Navarro recibió además en refuerzo anotador de Oleson, que se activó en el tercer cuarto y dejó al líder a contrapié ante la recta de meta (50-59, m. 31). A contra corriente y chocando contra los centímetros de Delia y Lukovic, aparecieron el vigor de Radoncic y la intensidad de Taylor como argumentos madridistas para salir del atolladero. Con otro quinteto asimétrico (Doncic, Causeur, Taylor, Radoncic y Felipe), el Madrid encontró el pulso para estirar la resistencia. Dos triples, uno de Doncic y otro de Radoncic, y un mate de Taylor a campo abierto completaron un parcial de 17-2 balsámico para los blancos (67-61, m. 36). Pero palideció el arrebato y regresaron las angustias locales. No firmó la rendición el UCAM, que igualó la contienda a 1m 39s del final (69-69) y se puso por delante de nuevo tras un triple de Oleson (69-72, a 24s).

En la tanda de tiros libres acertaron Doncic y Hannah en primera instancia, pero el esloveno erró sus dos lanzamientos en el segundo viaje y complicó la misión para el Madrid. Rojas falló dos lanzamientos para sentenciar y Thompkins hizo de Llull y mandó el partido a la prórroga con un triple inverosímil sobre la bocina (74-74). Acertó Hannah desde el 6,75 para colocar el empate a 82 a poco más de un minuto y Rojas adelantó al Murcia a falta de 19s para el final del tiempo extra (84-85). Pero era la mañana de Thompkins y, en la ruleta rusa de la épica, venció el Madrid. Otro triple del estadounidense, a 4s de la bocina, y un tapón al tiro de Benite dio el triunfo al conjunto de Laso (87-85).

El Tenerife toma el Palau y el Betis suma su primera victoria

En una jornada de sorpresas, el Iberostar Tenerife tomó el Palau (91-93) con un magistral Ponitka (28 puntos, 10 rebotes y 38 de valoración) y derrotó en la prórroga a un Barça lastrado por la ausencia de Heurtel; y Movistar Estudiantes venció al Valencia (73-71) con un triple final de Brown que anuló el notable partido de Pleiss (21 puntos y 12 rebotes).

En Sevilla, el Betis logró ante el Obradoiro su primera victoria de la temporada (83-77). La pareja formada por Schlib y Kelly evitaron que los verdiblancos firmaran el peor arranque en la historia ACB. En Fuenlabrada, el Montakit sacó lustre a su condición de equipo revelación remontando 19 puntos de desventaja ante el Joventut (83-78) para lograr su octava victoria. Y, en Zaragoza, Unicaja fundió al Tecnyconta (77-102) con 21 puntos de Shermadini y 16 triples.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información