Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El VAR también es humano

El videoarbitraje acapara críticas en Argentina y Alemania, donde su responsable ha sido destituido

Un árbitro alemán revisa la pantalla en un Dortmund-Augsburgo del 5 de noviembre.
Un árbitro alemán revisa la pantalla en un Dortmund-Augsburgo del 5 de noviembre. AFP

El pospartido, las discusiones de tercer tiempo sobre las jugadas polémicas, no parecen, de momento, estar en peligro por la llegada de la tecnología al fútbol. Los árbitros son humanos y se equivocan; el VAR (sistema de videoarbitraje, en sus siglas en inglés), también. Cuenta de ello dan los últimos naufragios de esta tecnología a los dos lados del Atlántico, en la Libertadores y en la Bundesliga, que se ha cobrado el primer despido: Hellmut Krug, desde el lunes exresponsable del VAR en Alemania.

La competición germana fue esta temporada una de las grandes ligas de Europa que empezaron a usar el videoarbitraje junto a Italia, Francia, Portugal y Holanda. España lo importará ya en la próxima temporada, según desveló hace dos semanas el presidente de la federación, Juan Luis Larrea.

Las crecientes críticas en la Bundesliga contra el VAR han puesto el foco en dos partidos de las últimas dos jornadas. Sobre todo en el duelo del 28 de octubre que enfrentaba al Schalke y al Wolfsburgo. Primero el árbitro no señaló unas manos dentro del área del defensa Kehrer (Schalke) que fueron analizadas por videoarbitraje. Dos minutos después, también con el VAR de por medio, un agarrón de Guilavogui, del Wolfsburgo, derivó en un penalti a favor del equipo local, que se adelantó así de forma momentánea. El asunto hubiera quedado en una mera polémica si no fuera por la información que recogía el diario alemán Bild, que aseguraba que el videoasistente Marco Fritz tomó esas decisiones a instancias de Hellmut Krug, supervisor del VAR. 

Vetado en Gelsenkirschen

Krug nació en Gelsenkirschen y durante su etapa como árbitro tenía vetados los partidos del Schalke, equipo de la ciudad. La federación alemana lo destituyó el lunes y puso en su lugar a Michael Fröhlich, jefe de árbitros. En la última jornada, el VAR también fue discutido después de que el Augsburgo viera cómo un penalti señalado a su favor por manos se desconvocaba tras la revisión en vídeo por considerarlas involuntarias, para alivio del Leverkusen.

La polémica dio aire a algunas de las quejas que ya habían surgido en Alemania. ¿Quién toma la decisión final? El reglamento FIFA es claro: “El árbitro actúa adecuadamente tras ver el vídeo en el lateral del campo o basándose en la información que le han comunicado los asistentes de vídeo”. Fredi Bobic, director deportivo del Eintracht de Frankfurt, lo ha puesto en duda, y ha pedido más claridad sobre quién toma las decisiones: “Actualmente se tiene la sensación de que el sistema se utiliza arbitrariamente”.

Si en Europa el aterrizaje del VAR se está encontrando con diversas complicaciones, no ha sido más fácil en América. La Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) estrenó el sistema en las semifinales de la Copa Libertadores, en las que el Lanús eliminó al River Plate el 1 de noviembre. El conjunto de Buenos Aires denunció tras el partido que el VAR se había usado de manera parcial. Concretamente critican que el árbitro asistente de vídeo no avisara al árbitro principal de unas manos claras dentro del área del centrocampista Iván Marcone. River ganaba entonces por 0-2 en el minuto 40. Lanús acabó remontando (4-2) gracias a un penalti señalado con ayuda del VAR que les metió en la final.

“Creo que fallamos en el uso de la tecnología”, lamentó Marcelo Gallardo, técnico de River, tras la derrota. “Está la sensación de que no hubo justicia. Un árbitro se puede equivocar, siete no”, añadió. “La tecnología se usó para solo un lado, eso fue claro”, indicó por su parte Rodolfo D’Onofrio, presidente del club argentino.

La tecnología no ha acabado con la polémica. Los errores de siempre lo humanizan, hasta el punto de que en Italia  ya se ha producido la primera sanción por insultar al VAR. Fabio Paratici, director deportivo de la Juventus, fue multado con 20.000 euros por sus malos modales contra esta nueva tecnología, según quedó recogida en el acta arbitral: “Lenguaje ofensivo en el túnel de vestuario ofendiendo al VAR”. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.