Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía suiza investiga a Al-Khelaifi por presuntos sobornos

El presidente del PSG podría haber amañado con Jerome Valcke, de la FIFA, el reparto de los derechos televisivos de los Mundiales

Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG.
Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. Reuters

El mundo del fútbol se ha visto sacudido por un nuevo frente judicial que afecta al presidente del París Saint Germain (PSG) y director de la sociedad BeIn Media, Nasser Al-Khelaifi, y al antiguo número dos de la FIFA, Jerome Valcke. La justicia suiza anunció ayer la apertura de una investigación penal contra ambos. Se sospecha que cometieron soborno, administración delictiva, fraude y falsedad documental en la venta de los derechos televisivos de los cuatro próximos Mundiales de fútbol.

La justicia considera que Al-Khelaifi habría sobornado a Valcke para hacerse con los derechos televisivos de retransmisión de los Mundiales de 2026 y 2030. Valcke, ya suspendido en 2016 de toda actividad relacionada con el fútbol por la Comisión de Ética de la FIFA, es “sospechoso de haber aceptado ventajas indebidas en relación a la concesión de los derechos deportivos de los Mundiales de 2018, 2022, 2026 y 2030”.

En su comunicado, la justicia suiza alude también a un hombre de negocios del sector de los derechos deportivos cuya identidad no ha trascendido y que habría adulterado la venta de los derechos televisivos de los Mundiales de 2018 (Rusia) y 2022 (Qatar). Tanto Valcke como beIn Media rechazan todas las acusaciones. “Bein Media Group niega todas las acusaciones vertidas. El grupo colaborará totalmente con las autoridades y aguarda con serenidad las nuevas etapas de la investigación”, señaló en un comunicado.

En el marco de la operación, coordinada por la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust), funcionarios de la justicia francesa procedieron a un registro de las oficinas de la cadena televisiva catarí BeInSports en París y también de las que posee en España, Grecia e Italia.

Extenista y ministro de Qatar

Al Khelaifi. Nació en Doha hace 43 años. Es el propietario y presidente del Paris Saint Germain (PSG) desde octubre de 2011. Es el presidente Qatar Sports Investment y del grupo audiovisual beIN Media Group, en el que está englobada la cadena televisiva BeIn Sports Es miembro del Comité Organizador del Mundial 2022 y ministro sin cartera de Qatar. Fue tenista profesional (1992-2003)

Sus principales fichajes. Neymar (222 millones. Del Barcelona, en 2017). Mbappé (180. Del Mónaco, en 2017). Cavani (64. Del Nápoles, en 2013). Di María (63. Del United, en 2015). Pastore (42. Del Palermo, en 2011).

Al-Khelaifi (Qatar, 1973), tenista profesional entre 1992 y 2003, desembarcó en el PSG hace cinco años, después de que el club parisiense fuera adquirido por el fondo soberano Qatar Sports Investment (QSI), que preside él mismo. La ofensiva económica del PSG durante el último mercado de fichajes internacional no tiene precedentes. Pagó 222 millones de euros por la cláusula de rescisión de Neymar con el Barcelona. Y poco después pagó 180 millones al Mónaco para ligar a Mbappé. Sin embargo, el delantero francés juega esta temporada en el PSG en calidad de cedido. Se trata de una artimaña para esquivar las sanciones por vulnerar el Fair Play Financiero de la FIFA. Junto con los 64 millones que le costó Cavani en 2013, el PSG cuenta con la delantera más cara de la historia: 466 millones.

La UEFA reaccionó a principios de septiembre y, ante los desorbitados desembolsos realizados por el PSG, anunció la apertura de una investigación para analizar si el club francés vulneró las normas del fair play financiero que impiden que un club arroje pérdidas por más de 30 millones de euros.

Más irregularidades

El club presidido por Al-Khelaifi ya fue sancionado en mayo de 2014. La UEFA consideró entonces que los ingresos por patrocinio procedentes de Qatar Turismo estaban inflados. Los analistas económicos de la UEFA determinaron que las cantidades declaradas por el PSG por este concepto estaban fuera de mercado al ser tasado dicho patrocinio muy por encima de su valor real.

Valcke, mano derecha del expresidente de la FIFA Sepp Blatter, igualmente suspendido, fue interrogado ayer en Suiza. La fiscalía suiza informa de que no ha aplicado ninguna medida preventiva contra ninguno de los implicados y subraya que debe prevalecer la presunción de inocencia.

Valcke ya estaba en Suiza el miércoles para responder ante el Tribunal Arbitral del Deporte sobre su implicación en irregularidades por la reventa de entradas del Mundial de 2014.