Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “Algo bueno puede pasar cuando Leo tiene el balón”

Ernesto Valverde celebra la victoria contra el Juventus y la implicación del delantero argentino con el equipo

Messi celebra con Rakitic el tercer gol del Barcelona ante el Juventus. Ampliar foto
Messi celebra con Rakitic el tercer gol del Barcelona ante el Juventus. EFE

El Sevilla de Emery jugaba al son de Rakitic. Pero el croata quería nuevos desafíos y se mudó al Barcelona. Con Luis Enrique como tutor, Rakitic se sacó el traje de gala para vestirse con el mono de trabajo. Se olvidó de las libertades en ataque que tenía en Nervión para convertirse en un futbolista de equipo en el Camp Nou. Ubicado como interior, entre el todopoderoso Messi y el imprevisible Alves, el centrocampista parecía un futbolista inglés presente en defensa y en ataque. Un tesoro para Luis Enrique. Rakitic se ganó al vestuario, a la hinchada y coronó su primer curso como azulgrana con el triplete y un gol en la final de la Champions ante la Juve.

Es diferente cuando juego con un extremo fijo por delante

Rakitic, interior del Barça

Con Valverde en el banquillo del Barça, Rakitic se empieza a reencontrar con su mejor versión como azulgrana, simbolizada, de nuevo, contra la Juve. Otra vez goleador ante el cuadro italiano. El croata ya no tiene tanto campo para recorrer. Con Dembélé (o Deulofeu) como extremo y Semedo de lateral derecho, está más arropado. “Antes Leo jugaba en esa zona y ahora es diferente cuando juego con un extremo fijo por delante. Pero el primer año con Luis Enrique ganamos todo con Messi en esa posición. Lo importante es jugar como equipo. Si estamos como hoy, es difícil ganarle al Barça”, analizó Rakitic.

Valverde, en cualquier caso, no le quiere dar demasiada importancia a la nueva función del rosarino. “Es parecido a lo que hacía la temporada pasada, Leo tiene una tendencia de tirarse al centro para entrar en contacto con el juego y eso hay que aprovecharlo”, explicó el técnico del Barcelona. El 10 sumó siete goles en los últimos tres partidos, ocho desde que comenzó el curso. “He sufrido mucho a Messi enfrente y ahora tengo la suerte de tenerlo a favor. Cuando tiene el balón puede pasar cualquier cosa, algo bueno para nosotros. Pero no solo destaco el hecho de los goles sino su implicación con el equipo, que es total. Entiende perfectamente las situaciones tácticas”, añadió el entrenador del Barcelona.

“Le damos mucho valor a esta victoria. Marcamos tres goles y mantuvimos la portería a cero”, subrayó Valverde. En los últimos cuatro partidos, el Barça cantó 12 goles y Ter Stegen no recibió ninguno. “Es muy importante tener la sensación de que al contrario cuesta marcarnos”, concluyó Valverde. El Txingurri mantiene el fuego en Messi. También recuperó al mejor Rakitic.

Más información