Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona - Juventus, un partido para abrir boca

Aunque están en fase de formación, ambos equipos se reencuentran hoy en el Camp Nou en un duelo vital para la suerte del grupo

Luis Suárez, Dembélé y Messi, en el entrenamiento del Barça. En vídeo, declaraciones de Ernesto Valverde, entrenador del FC Barcelona. Foto: Getty / Vídeo: Atlas

Al Barça le espera hoy (20.45, A3) un partido muy serio en el Camp Nou, por el rival y por el torneo, después de su buen arranque en la Liga. El peor recuerdo de la temporada pasada se asocia a la eliminatoria de cuartos de la Champions ante la Juve: 3-0 y 0-0. No remontó el equipo azulgrana desde entonces y acabó como pudo el ejercicio con la conquista de la Copa. Aquella derrota continental certificó el final de una etapa que se había iniciado con el triunfo precisamente contra la Vecchia Signora en Berlín 2015. Luis Enrique no renovó su contrato y Neymar partió hacia París después de que el campeón italiano perdiera en Cardiff contra el Madrid su segunda final europea en tres años.

Azulgrana y bianconeri han reconstruido sus plantillas durante el verano y su reencuentro llega en un momento en que Valverde y Allegri no tienen hecho todavía el equipo, muy tiernos ambos para calibrar sus opciones en una competición tan exigente como la Copa de Europa. El cartel, en cualquier caso, despierta las mejores expectativas, como si fuera el mejor partido para abrir boca, excelente también para calibrar el nivel del Barcelona después de su excelente trayectoria doméstica (9 puntos, 9 goles a favor y 0 en contra) y de la dolorosa derrota en la Supercopa contra el Madrid.

Valverde habla de “responsabilidad”, “importancia”, “fortaleza”, “intensidad” e “ilusión”, términos que denotan la excitación con que se vive en el vestuario el debut en la Champions. Ya recuperado Sergi Roberto, el entrenador barcelonista solo tiene la baja de Rafinha. Acostumbrado como está el técnico a intervenir, se espera una alineación con algún detalle novedoso, siempre a partir de la sociedad Messi-Luis Suárez que tan bien funcionó en el derbi contra el Espanyol. El buen momento de Jordi Alba y de Rakitic, así como el saber estar que demostraron Semedo y Dembélé, refuerzan la autoestima ante un rival disminuido por las ausencias de Chiellini, Mandzukic, Khedira, Höwedes, Marchisio y Cuadrado.

La Juve, líder del calcio y derrotada en la Supercopa por el Lazio, ha perdido organización defensiva y capacidad para salir con la pelota jugada con la partida de Bonucci (Milan). Tiene también menos llegada sin Alves (PSG) de la misma manera que ha ganado poderío y mejorado su ofensiva con futbolistas como Matuidi, Bernardeschi y, sobre todo, el extremo Douglas Costa.

La Vecchia Signora está armando un muy buen equipo alrededor de Dybala, heredero del 10, el dorsal por excelencia de la Juve. Aunque el 21 era también el número de Zidane, no hay menor manera de reafirmar el compromiso con la entidad italiana que vistiendo la zamarra de Sívori, Platini, Baggio y Del Piero.

Messi-Dybala

Dybala se presenta como una de las alternativas a medio plazo de su compatriota Messi. Ambos no mezclan bien en la selección albiceleste y, en cambio, son los líderes y los goleadores de sus respectivos equipos: el delantero bianconero ha marcado siete tantos en cuatro partidos y el azulgrana totaliza cinco en tres después del triplete del sábado en el Camp Nou. A Messi, sin embargo, siempre le ha costado salir de las jaulas preparadas por Allegri.

El duelo Messi-Dybala presidirá un encuentro con una cierta tendencia a repetirse en Europa. Mirar y cotejar las alineaciones de uno y otro equipo ayuda a entender la manera en que ambos han evolucionado. Si se toma como referencia la final de Berlín, hoy seguramente solo formarán dos jugadores del equipo de Allegri en la final de 2015: Buffon y Barzagli. Nada que ver con el once de Valverde, que mantendrá inicialmente a ocho de los futbolistas elegidos por Luis Enrique en la última Champions ganada por el Barcelona. “Hemos cambiado mucho y hemos cambiado bien”, subrayó sonriente Allegri.

El cambio de técnico en el Barça puede condicionar la nueva contienda, prematura para según qué conclusiones y, sin embargo, decisiva para la suerte del grupo D, en el que ambos son favoritos ante el Sporting Lisboa y el Olympiacos. Incluso puede que por fin la hinchada despierte y acuda en buen número al Camp Nou.

Más información