Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pau Gasol, máximo anotador en la historia de los Europeos

El líder español sobrepasa ante Hungría la marca de 1.104 puntos de Parker y ya es el que más suma superando a estrellas como el francés, Nowitzki y Galis

Pau Gasol, en el partido ante Crocia. EFE

Momento histórico para Pau Gasol y para el baloncesto europeo en el Polyvalent Hall de Club-Napoca (Rumanía). Ocho minutos de juego le bastaron a la estrella de la selección española para anotar 14 puntos y erigirse en el máximo anotador en la historia de los Europeos con 1.111, después de los 20 con los que ha concluido esta tarde ante Hungría. Un triple de Pau, tras un pase de Navarro, puso el marcador en 18-33 en el minuto 16 del partido y selló el hito. El locutor anunció la noticia y los espectadores tributaron una gran ovación el pívot de Sant Boi. España venció por 64-87 y cerró así la primera fase con el pleno de cinco victorias.

Parker, Nowitzki, Galis, Epi… y ahora Pau Gasol, por encima de todas las leyendas que dejaron huella en la lista de máximos anotadores de los Campeonatos de Europa que empezaron a disputarse en 1935 y van por su edición número 40. Pau ha superado los 1.104 puntos de Parker, los 1.052 de Nowitzki y los 1.030 de Gallis.

Las plusmarcas del pívot español se suceden a sus 37 años, camino de cumplir 19 desde su estreno como jugador profesional con el Barcelona, 16 en la NBA y otros tantos en la selección española. Son ya más de 1.100 partidos y 20.000 puntos en la NBA, y 204 partidos y más de 3.500 puntos con la selección. En el último e intrascendente encuentro de la fase de grupos se ha consagrado como el máximo anotador en la historia de los Europeos.

Ha superado los 1.104 puntos del francés Tony Parker, su compañero francés en los Spurs ausente en Rumanía a causa de una grave lesión, en una clasificación en la que deja atrás a los jugadores más resolutivos de todas las épocas, a excepción del ala-pívot Nowitzki (1.052), tercero, casi todos escoltas y aleros: el griego Galis (1.030), el checo Brabenec (948), el israelí Berkowitz (917) y los españoles Epi (889) y Emiliano (864).

“Nos ha sorprendido tanto que ya no nos sorprende, no en vano es el mejor jugador español de todos los tiempos y este es uno más de sus muchos éxitos”, sentencia Epi. El líder de la selección durante los años ochenta y principios de los noventa subraya la diferencia entre tiradores y anotadores, entre los que acumulan puntos pero también se prodigan en el tiro y aquellos otros capaces de obtener anotaciones altas con muchos menos lanzamientos gracias a sus porcentajes de acierto. “Para mí, Petrovic, en el tiro exterior, e incluso Sabonis, en el tiro más cercano al aro, eran más letales que Galis”, opina Epi. El liviano tirador griego mantiene la plusmarca de mejor promedio con 31,2 puntos en los 33 partidos que jugó en el Eurobasket, muy por delante del yugoslavo Korac (24,8 en 34 partidos).

Nos ha sorprendido tanto que ya no nos sorprende. Es el mejor jugador español de todos los tiempos y éste es uno más de sus  éxitos

Epi

El promedio de Pau Gasol es asombroso, 20,4 puntos. “Ha conseguido ser peligroso desde todas las distancias”, opina Epi. “Juega con la baza de saber que es casi imparable cerca del aro, capaz de manejar con las dos manos y de sacar buenos tiros, y al mismo tiempo ha conseguido tener muy buen tiro desde la media distancia y también a veces en los triples”.

Pau Gasol ha sido el máximo anotador en tres Europeos (Suecia 2003 con una media de 25,8, Polonia 2009 con 18,7 y Francia 2015 con 25,6). Alberto Herreros, el máximo anotador en 1999 cuando contribuyó a la medalla de plata de España con una media de 19,2 puntos, perteneció a la generación intermedia entre la de Epi y Pau Gasol. En el Europeo de 2003, cerca ya del final de su carrera, volvió a la selección después de tres años de ausencia. “Me llamaron José Luis Sáez (entonces vicepresidente de la federación) y Moncho López (el seleccionador) y me pidieron que fuera para mostrarles un poco el camino a Pau, Navarro y esa gente”, cuenta Herreros. “No lo dudé ni cinco minutos. Fui encantado. España siempre había tenido muy buenos jugadores exteriores, pero éramos un equipo bajito. Y entonces aparecieron Pau, Marc, Felipe… Ese fue el gran cambio en el baloncesto español”.

Es el mejor jugador que he entrenado. Sabe tomar siempre la mejor decisión

Scariolo

Las plusmarcas anotadoras de Pau se extienden a otros campeonatos. Es el tercer máximo anotador en la historia de los Juegos con 623 puntos en 31 partidos por detrás del brasileño Oscar Schmidt (1.093 en 38 partidos) y del australiano Andrew Gaze (789 en 40 partidos). Fue el máximo anotador en Pekín 2008, con una media de 19,6, superando al chino Yao Ming (19) y al argentino Luis Scola (18,9), y en Atenas 2004 con 22,4 puntos de promedio, por delante del neozelandés Phil Jones (21) y de Yao Ming (20,7). Después de la asombrosa actuación en el Europeo de hace dos años en Francia, el seleccionador, Sergio Scariolo, sentenció: “Es el mejor jugador que he entrenado. Sabe tomar siempre la mejor decisión”. Y su compañero, ausente en este Europeo, Sergio Llull, apostilló: “Es el mejor jugador con el que he jugado. Solo teníamos que preocuparnos en encontrarlo en ataque”.

Pau lo dijo hace una semana, ya en Cluj-Napoca, antes de alcanzar los 200 partidos con la selección ante Montenegro: “No voy a por récords, sino a por campeonatos”. En su afán por alcanzar su cuarta medalla de oro en el Europeo, el pívot de 213 centímetros, sigue superando una colección de los logros de jugadores legendarios. “Lo que me mueve es mi propia motivación, conseguir lo que puedo y dar el máximo. No intento ni imitar ni igualar a nadie, sino aprovechar al máximo mis posibilidades”, sentencia.

En Rumanía, Pau Gasol suma su séptima participación en un Eurobasket. Debutó en 2001, en Estambul, la misma ciudad que acogerá a partir de este sábado la fase final de la presente edición. En los de 2009 y 2015 acabó como MVP del campeonato y ha sido incluido en el ‘mejor cinco’ en todas sus participaciones. Obtuvo su mayor marca anotadora hace dos años en la semifinal contra Francia, en Lille, (40 puntos y 52 de valoración), en uno de los partidos más espectaculares y recordados de la selección. En total, Pau ha jugado 53 partidos de Eurobasket, de los que España ha ganado 43.

“Este es un deporte de equipo. Agradezco a todos los entrenadores y compañeros la confianza que tienen en mí. Son muchos jugando y a un buen nivel. Lo más importante es subir al podio”, concluye. Algunos de esos compañeros son nuevos para él. Juancho Hernangómez resume: “Es una leyenda, un emblema. Nos abre el camino”. Oriola añade: “Es un referente, una estrella, un jugador que hace mejores a sus compañeros”. Es la misma frase que utilizó Sergio Scariolo, que añadió: “Sin ello, los resultados colectivos no hubieran sido posibles”. La jornada hubiera sido completa, con la plusmarca de Pau y la quinta victoria ante Hungría, pero se vio empañada por la despedida de Abrines del Eurobasket. Una vez confirmada la disparidad de los criterios en los informes médicos de su lesión de rodilla, la Federación Española descartó la participación del jugador de los Oklahoma City Thunder. El equipo de la NBA presionó para evitar que su jugador corriera el más mínimo riesgo de agravar su lesión.

HUNGRÍA, 64; ESPAÑA, 87

Hungría: Wittman (5), Perl (9), Vojvoda (10), Allen (5), Keller (3) –equipo inicial-; Rujak (3), Toth (7), Ferencz (17), Karahodzic (0) y Eilingsfeld (5).

España: Ricky Rubio (6), Navarro (3), San Emeterio (5),  Pau Gasol (20), Marc Gasol (10) –equipo inicial-; Sergio Rodríguez (15), Willy Hernangómez (15), Sastre (2), Vives (0), Oriola (3) y Juancho Hernangómez (8).

Parciales: 10-22, 19-19, 17-19 y 18-27.

Árbitros: Maestre (Francia), Zashchuk (Ucrania) y Krejic (Eslovenia).

Polyvalent Hall de Cluj-Napoca. Unos 4.000 espectadores. Quinta y última jornada del Grupo C. España concluye con cinco victorias.

Más información