FÚTBOL | LIGA SANTANDER

El Girona se hace mayor

El club, asociado al Manchester City, trabaja a contrareloj para afirmarse en su estreno en Primera División a partir del buen trabajo del cuerpo técnico

Maffeo y Phil Foden en el partido de presentación del Girona en Montilivi.
Maffeo y Phil Foden en el partido de presentación del Girona en Montilivi.Manu Fernandez / AP

Albert Juanola Quintana es el socio número 1.694 del Girona. Anima al equipo hasta en los entrenamientos y abraza a los jugadores, uno a uno, cuando bajan del autocar. De entre todos los recuerdos de la temporada del ascenso, se queda con uno amargo. “Perdimos en Oviedo y fui al hotel en taxi para animar a los jugadores; al final acabé llorando yo y fueron ellos los que me consolaron a mí”, explica compungido. Tras varios ascensos frustrados, el Girona maduró en Segunda y quiere hacerse mayor en Primera, categoría que alcanzó por primera vez en sus 87 años de historia.

Más información

El proceso de adaptación a la élite requiere rapidez y seguridad. “Hace poco estábamos en Segunda B y teníamos déficits en todas las áreas”, sostiene el presidente Delfí Geli. “El Girona tiene que ser una realidad y crecer cada año, sobre todo en número de socios, para seguir sumando", añade el exjugador del Atlético del Barcelona. “Los niños ahora no son del Barça o el Espanyol, son del Girona”. Los colchoneros serán su primer rival en un inicio de Liga muy exigente por las visitas de Sevilla, Barcelona, Villarreal y Madrid, encuentros que presenciarán más de 13.000 personas.

El 21 de julio se conoció el calendario y en el estadio estaba casi todo por hacer. Habían empezado las obras del cambio de césped y de drenaje, pero no había rastro de las gradas que se tenían que habilitar en gol norte y preferente. En las oficinas, sin embargo, no cundió el pánico. “Hemos ido a contrarreloj, pero siempre cumplimos los plazos que nos marcamos”, defiende el presidente. Por eso el club no pidió estrenarse fuera de casa. El Girona priorizó no coincidir en los partidos de casa con el Barça. “Es importante que la gente pueda ir a los dos campos si así lo desea", confirma Geli.

Con la mejora de la iluminación de Montilivi en proceso, el equipo se prepara para el debut sin patrocinador todavía en la camiseta. La vertiente económica, con unos nuevos presupuestos, anunciantes e hipotéticos inversores, es otro de los tempos a los que se tiene que adaptar el Girona. “Todo es diferente porque se disparan los gastos, pero también los ingresos”, admite Geli. El salto más importante es el de los derechos televisivos, ya que el cambio de Segunda a Primera supone un ingreso seis veces mayor.

La confección de la plantilla es otro de los retos a los que se enfrenta el Girona. Pablo Machín, entrenador del equipo, cuenta en su currículum con una breve experiencia entre los mejores cuando fue segundo entrenador del Numancia. “El objetivo es siempre ser competitivos, pero a largo plazo la meta es salvar la categoría”, argumenta Machín. La plantilla resetea el chip con algunos supervivientes del ascenso. Jugadores de la casa como Pere Pons, Alex Granell y Eloi Amagat vienen de muy abajo y se frotan las manos antes del debut. “Es un orgullo y una responsabilidad jugar en el equipo de tu ciudad y debutar en Primera”, afirma Amagat.

No todos se han beneficiado del ascenso. “Es duro inculcarle a los jugadores que pueden tener la oportunidad de jugar en Primera sabiendo que muchos no lo van a poder conseguir", se lamenta Machín. Uno de los encargados de comunicar la decisión es Quique Cárcel, el director deportivo, que trabaja con tres modelos: jugadores identitarios, futbolistas experimentados en Primera y jóvenes talentos, papel que corresponde a los cedidos por el Manchester City: Aleix García, Douglas Luiz, Marlos Moreno y Pablo Maffeo. Dos años de buenas relaciones que se concretarán en la entrada en el accionariado del City Football Group.

La simbiosis se materializa de momento en el mercado de fichajes. “Sabemos que hay jugadores a los que el City no puede dar protagonismo y nosotros les podemos ayudar a crecer”, razona Cárcel, una garantía para armar buenas plantillas con recursos limitados. “Un futbolista de élite busca retos como jugar en Europa, y nosotros todavía no podemos ofrecer un proyecto tan sólido”. No será fácil completar la nómina de jugadores en un año crucial para un equipo que quiere estar en consonancia con una ciudad muy valorada por su calidad de vida, escaparate cultural y gastronómico. Las señas de identidad del equipo de Machín, en cualquier caso, han sido claras hasta ahora: tres centrales y dos carrileros largos y una mecánica de juego parecida a la del Atlético.

Aunque tiene donde mirarse en Leganés y Eibar, su referente es el Villarreal, por su ciudad deportiva y el trabajo con la cantera. El equipo amarillo es precisamente uno de los primeros visitantes a Montilivi, estadio donde en la fila 12 de su asiento de preferente les aguardará Albert Juanola.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50