Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villar y su hijo Gorka salen de prisión tras pagar las fianzas

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y su hijo Gorka han abonado 300.000 euros y 150.000 euros

Villar (i) y su hijo Gorka (2i) con su abogado al salir de prisión.

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y su hijo Gorka han salido de prisión este martes tras pagar las fianzas de 300.000 euros y 150.000 euros, respectivamente, impuestas por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.  También abandonará la cárcel el vicepresidente económico del organismo, Juan Antonio Padrón, tras abonar el mismo importe que Villar.

Padre e hijo han abandonado la prisión de Soto del Real sobre las siete de la tarde ante las decenas de periodistas que les esperaban a las puertas de la cárcel. Villar no ha admitido preguntas, pero ha agradecido a "todas aquellas personas" que han confiado "privada y públicamente" en él. "También quiero dar las gracias a los presos del Módulo 1 por el cariño y el afecto que han tenido con nosotros. Les deseo que tengan suerte en sus litigios y espero verles en la calle", ha dicho antes de abandonar el lugar.

Villar y su hijo ingresaron en prisión el pasado 20 de julio, sin posibilidad de fianza por orden de Pedraz. El lunes, el magistrado impuso las fianzas porque consideró que no existe riesgo de fuga y que "difícilmente podrían obstaculizar la instrucción", al haberse practicado ya las diligencias urgentes de la causa, como la declaración de los principales imputados.

Una vez han quedado en libertad, Villar y su hijo tienen ahora la obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado más próximo a sus domicilios, deben entregar el pasaporte y facilitar un teléfono móvil donde puedan estar localizables si son requeridos en cualquier momento para ponerse a disposición del juzgado.

El juez instructor dictó este lunes un auto en el que ponía en libertad provisional bajo fianza a estas tres personas, que se encuentran en prisión incondicional desde el pasado 21 de julio en el marco de la operación Soule en el que se investiga el desvío de fondos de la Federación de Fútbol a empresas vinculadas a la trama. Se sospecha que el expresidente ha cometido "excesos administrativos" por un lado con el nombramiento de los miembros de la Junta Directiva (que utiliza a modo de recompensa para premiar la lealtad de los presidentes de las federaciones afines o vetar a los que le son contrarios), y por otro, con la concesión de beneficios a los que han favorecido su candidatura.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información