Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina y Chile ponen en juego más de lo que creen

La Roja y la Albiceleste juegan un partido clave para decidir quien cae al puesto de repesca

Argentina - Chile Ampliar foto
Agüero (i), Messi de espaldas y Di María (d) buscarán afianzar a Argentina en las eliminatorias. AFP

El camino al mundial de Rusia 2018 no es tan sencillo como parece. O al menos, como le parece al entrenador argentino Edgardo Bauza, quien según las últimas declaraciones ya se siente entre los 32 combinados que intentarán levantar el trofeo más preciado. “Después de ganar el Mundial no sé a qué me voy a dedicar”, dijo el Patón a la prensa y hasta se animó a anunciar a su primer convocado, el atacante del Juventus Paulo Dybala. Lo cierto es que Argentina marcha en la quinta posición y, hasta ahora, jugará en la repesca, para saber si finalmente acude a la cita soviética. Esta noche el destino le pone enfrente a Chile, el verdugo de los últimos años, quien le arrebató dos finales seguidas de Copa América, haciendo todavía más intenso un clásico regional, siempre cargado de una rivalidad social por hechos políticos. La Roja marcha en la cuarta posición, por lo que si la eliminatoria terminara hoy, accedería en forma directa. Es por ello que el partido que juegan este jueves en el estadio Monumental es el más trascendente de la fecha.

Paulo Dybala es justamente el gran ausente de esta noche. El delantero ha sufrido una distensión muscular en el encuentro que su equipo jugó ante Sampdoria el pasado fin de semana por el calcio italiano. Bauza lo esperó hasta último momento pero ha decidido conservarlo para el martes próximo, cuando Argentina visite a Bolivia en la siempre temida altura de La Paz. En su lugar ingresa Sergio Kun Agüero, un viejo conocido de la Albiceleste y algo resistido por los aficionados. Así, vuelven a jugar “los cuatro fantásticos”, tal como se conoce al cuarteto que integran el del Manchester City junto a Lionel Messi, Angel Di María y Gonzalo Higuaín, aunque, claro, se trata de las mismas caras que protagonizaron los tres últimos fracasos de la selección: las mencionadas finales con Chile y el mundial perdido a manos de Alemania, en Brasil. Sin embargo, no son muchos los partidos en los que estos jugadores arrancaron juntos en el once titular. Entre copa América, mundial, eliminatorias y amistosos, Argentina ganó siente encuentros, perdió sólo uno y cayó por penales en el restante. Sin embargo, las actuaciones individuales de Agüero, Di María, Higuaín y en menor medida Messi no son alentadoras, por lo que los argentinos deberán confiar entonces en el optimismo de su entrenador, quien, más cauto, reconoció que “Chile es el partido clave, si lo sacamos adelante, tendremos todo allanado para ir al Mundial”, aunque prometió llevarle la copa del mundo al Papa Francisco. El resto del equipo es con Sergio Romero en la valla; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo y Emmanuel Más en defensa; Lucas Biglia y Javier Mascherano en un mediocampo de contención y los cuatro valores ya mencionados en ataque.

Chile deberá recurrir al mismo sentimiento pero por otras razones. La ausencia del medio del Bayern Munich Arturo Vidal es la nota sobresaliente de los de Pizzi, el cuarto argentino consecutivo que dirige a La Roja luego de Marcelo Bielsa, Claudio Borghi y Jorge Sampaoli. El entrenador rosarino ha decidido reemplazar a Vidal con un futbolista nacido en Argentina, el medio del Celta de Vigo Pedro Pablo Hernández. El otro ausente a la cita también es celtista. Se trata del volante de contención Marcelo Díaz, un fijo en el último tiempo. En su lugar entra el jugador del Cruz Azul Francisco Silva, que también puede jugar como zaguero, una alternativa que Pizzi tiene en mente si logra la ventaja parcial. De esta forma, Chile pone en campo a Claudio Bravo en el arco; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara y Jean Beausejour en defensa; Charles Aránguiz, Francisco Silva y Pedro Pablo Hernández en el medio; José Pedro Fuenzalida, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez en ofensiva. En la banca de relevos estará otro histórico que vuelve a vestir La Roja: el mediapunta del Al-Wahda de los Emiratos Árabes Unidos, Jorge Valdivia, quien contabiliza siete goles en 73 partidos como internacional. El encuentro comienza a las 20.30, hora de Argentina y es dirigido por el brasileño Sandro Ricci secundado en las líneas por sus compatriotas Emerson Carvalho y Marcelo van Gasse.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información