Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cambio de nombre de la Liga costaría a la ACB un mínimo de seis millones de euros

El incumplimiento de contrato de Francisco Roca con Endesa rebaja los beneficios de los clubes y los expone a una elevada indemnización

Francisco Roca, en la presentación de la Liga Endesa 2016-2017
Francisco Roca, en la presentación de la Liga Endesa 2016-2017

Con el actual escenario contractual entre la liga de baloncesto y sus dos patrocinadores principales, la ACB tendría que afrontar un coste mínimo de seis millones de euros si consuma el relevo de Endesa por Movistar como title sponsor del torneo.

En la Asamblea del lunes 28 de noviembre de 2016, el presidente de los clubes, Francisco Roca, anunció la venta consumada del nombre de la Liga a Movistar, propietaria desde octubre de 2015 de los derechos televisivos de la competición. El movimiento de Roca incumplía el derecho preferente de Endesa y varias cláusulas del contrato con la eléctrica, que estudia demandar por ello a la ACB.

En la presente temporada, los clubes perciben 5,5 millones de Endesa por dar nombre a la competición y 15 de Movistar (7 por derechos televisivos y 8 en concepto de patrocinio). En caso de romper la alianza con Endesa, la ACB se expondría a una indemnización que, como referencia reciente, está cifrada en los 2,8 millones que pagó a Orange en 2015 tras su demanda ante los tribunales en un escenario similar al actual. A esa cifra habría que añadir la cantidad que reclamaría Endesa en concepto de impactos publicitarios (GRP’s) garantizadas en el apartado 7.4 del contrato. Las pérdidas por este concepto se cifran, según los estudios que maneja la compañía, en unos 3,2 millones. De la suma de conceptos resulta una cifra mínima de 6 millones de euros, que sería superior atendiendo a la proporcionalidad del millón de euros que aportaba Orange como plataforma para la retransmisión de los partidos frente a la aportación de Endesa.

Si Movistar desplazara a la eléctrica como title sponsor de la Liga, los clubes recibirían de la cadena entre tres y cuatro millones más de lo que reciben actualmente de ella en concepto de patrocinio. Dado que Endesa paga en la actualidad 5,5 millones de euros por temporada, si los clubes concedieran a Movistar el naming de la Liga, ingresarían a partir de ahora entre 2,5 y 1,5 millones de euros menos por temporada que lo que actualmente están percibiendo con la cohabitación de las dos empresas como pilares del torneo.

Ni la ACB ni la comisión negociadora, integrada por Barcelona, Baskonia y Joventut de Badalona y creada contrarreloj para abordar el nuevo cisma abierto en la Liga, se pronunciaron ayer sobre el estado de una “compleja negociación”, como la definieron los portavoces de la Asociación. El conflicto, que se fue enquistando desde el pasado verano hasta la ruptura actual de relaciones entre la ACB y el patrocinador que da nombre a la Liga, suma ya dos meses tensión. Endesa cuenta con el apoyo de 14 de los 17 equipos de la competición que apuestan decididamente por su continuidad.

El incumplimiento de contrato de Roca con Endesa rebaja los beneficios económicos de los clubes y los expone a una costosa indemnización que debilitaría una caja aún pendiente de resolución de la Comisión Nacional de la Competencia respecto al canon de ascensos y descensos y el fondo de regulación.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información