Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

La NBA rompe barreras en México y Londres

La Liga se globaliza con la disputa de partidos oficiales fuera de Estados Unidos

Nowitzki, en el Ciudad de México. Ampliar foto
Nowitzki, en el Ciudad de México. EFE

México respira el aroma de la NBA esta semana y el O2 de Londres se vistió de gala el jueves para ejercer de anfitrión de la mejor liga de baloncesto. Pau Gasol y los Spurs jugarán hoy contra Phoenix Suns en el Arena Ciudad de México. Allí se dieron cita 19.874 espectadores el jueves para presenciar otro partido oficial entre Phoenix y Dallas, con victoria de los Mavericks por 108-113. Ese mismo día en Londres se citaron 18.689 espectadores con ocasión del partido entre Denver e Indiana (140-112). El mensaje es claro, la NBA es una Liga que aspira a ser lo más global posible y no va a reparar esfuerzos en ese sentido.

La NBA impulsa los Global Games desde hace varios años, con la celebración de partidos oficiales en diferentes países, acompañados de numerosos actos promocionales. La Liga cuenta cada vez con más jugadores nacidos fuera de Estados Unidos. Esta temporada son 113, un 25% del total, y 10 de ellos son españoles, más que nunca. El interés por la NBA fuera de Estados Unidos se traduce en declaraciones de intenciones como la que ha hecho esta semana el alcalde de México, Miguel Ángel Mancera, que ha declarado su interés porque su ciudad albergue en un futuro la sede de una franquicia de la Liga.

El comisionado de la Liga, Adam Silver, ha reiterado este jueves en Londres su deseo de incrementar el número de partidos de temporada regular en Europa, aunque considera necesario mejorar los pabellones para poder hacerlo. “Esperamos aumentar el número de partidos internacionales que disputamos. No tenemos planes específicos a día de hoy; todo depende de los pabellones y del interés de los mercados”, aseguró el comisionado. “Esta campaña ha logrado un hito desde el punto de vista internacional con el 25% de los jugadores de la NBA nacidos fuera de Estados Unidos, y alrededor de la mitad de ellos son europeos. Europa sigue siendo un lugar importante para el baloncesto. Esta es la séptima vez que jugamos en el O2; es un recinto maravilloso y muy a la última. Y creo que los jugadores se sienten como en casa aquí", sostiene Adams.

El colosal pabellón O2 Arena, que volvió a colgar el cartel de no hay entradas, reunió en las primeras filas a decenas de celebridades, que acudieron a presenciar el partido, entre otros, músicos como Ellie Goulding, James Bay y Little Mix, futbolistas como Pogba, Alexis, Pedro, Willian, Lukaku y Lucas Pérez, exfutbolistas como Henry y Ballack, entrenadores como Pochettino y Bilic, diseñadores como Ozwald Boateng y modelos como Xenia y Jourdan Dunn.

También estuvo en Londres el presidente de la Federación Española, Jorge Garbajosa. “Es un orgullo tener a diez jugadores españoles en la NBA porque el escaparate de la mejor liga del mundo significa una extraordinaria promoción para nuestro baloncesto y porque demuestra que se les valora evidentemente por su talento, pero también por los valores que transmiten compitiendo”, comentó Garbajosa. “La NBA es un modelo de referencia en muchas cuestiones. Nos satisface que en la actualidad sea además un socio de la FEB en proyectos de difusión del baloncesto como la Liga Jr. NBA-FEB, que esta temporada vamos a ampliar a más ciudades y colegios”. El presidente de la Federación dio su apoyo a Juancho Hernangómez, el jugador español que juega en los Denver Nuggets. “Este encuentro es algo muy bonito para Europa; para que todo el continente pueda ver en directo un partido de la NBA, una experiencia que nadie se puede perder, algo que hay que hacer al menos una vez en la vida”, sentenció Hernangómez.

La NBA es seguida en 215 países a través de las retransmisiones televisivas que tiene concertadas en 49 idiomas y posee más de 125.000 tiendas en 100 países de los seis continentes. Además de los partidos de competición, la NBA también celebra partidos de pretemporada en diferentes países, entre los últimos, en octubre, los que disputó Oklahoma City ante el Real Madrid y el Barcelona.

Regreso al pabellón del humo

Aficionados en el Ciudad de Míexo, antes del Phoenix-Dallas.
Aficionados en el Ciudad de Míexo, antes del Phoenix-Dallas. AP

México espera con expectación la visita de los Spurs. Los componentes de la expedición esperan que el encuentro que disputarán contra Phoenix ayude a borrar el mal recuerdo de su visita en diciembre de 2013. En aquella ocasión su rival iba a ser Minnesota, pero la explosión de un transformador llenó de humo el pabellón Ciudad de México y el partido tuvo que ser suspendido.

Los Spurs llegan al partido tras haber arrollado a los Lakers (134-94). Pau Gasol anotó 22 puntos y estuvo infalible en sus nueve tiros de campo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.