Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía despide a Marchena ante una selección de la Liga

Victoria andaluza (3-1) en la tercera edición del Champions for Life en beneficio de Unicef, con unos 10.000 espectadores en el Benito Villamarín

Marchena, durante el partido con Andalucía.
Marchena, durante el partido con Andalucía.

Fue la tercera edición del partido Champions for Life. El carácter benéfico marcó un choque donde la selección de Andalucía se enfrentó a un combinado de la Liga con algunos nombres interesantes, pero sin el peso de ser una verdadera selección de la Liga de las Estrellas. Eso sí, secundarios de lujo, caso de Mariano, Roque Mesa, Gayà o incluso un Lucas Silva que volvió a jugar al fútbol ocho meses después. Se trata del centrocampista brasileño que el Madrid fichó en la etapa de Carlo Ancelotti en el banquillo y que apenas jugó para ser cedido al Marsella. A punto de retirarse por unos problemas cardiacos, el brasileño volvió a jugar tras una lesión frente a Andalucía y demostró que todavía le queda bastante para ser competitivo en la élite.

La selección de Andalucía fue capitaneada por Carlos Marchena, quien abandonó su retiro para disputar 42 minutos y anotar un gol, el último de su carrera. Si Xavi fue el homenajeado por la selección de Cataluña el miércoles, Marchena, campeón del mundo y de Europa con España, fue el centro de todas las miradas en el Benito Villamarín.

Marchena, muy competitivo, defendió la camiseta de Andalucía junto a veteranos como Reyes, Fuentes o incluso Jurado. Lo mejor del combinado andaluz fue su centro del campo, lleno de talento con el milanista Suso, en gran momento de forma, y Dani Ceballos, centrocampista del Betis y alma del equipo sevillano. En su campo, el Benito Villamarín, se celebró el encuentro con una entrada demasiado débil para el evento. Apenas 10.000 espectadores acudieron a la cita, de escaso perfil competitivo, marcada por la negativa del Madrid a que futbolistas como Sergio Ramos o Isco formaran parte de la selección de Andalucía.

Ambos equipos jugaron con dos onces completamente renovados en ambos periodos. Destacaron los regates de Reyes o las exquisitas maniobras de Roque Mesa, un centrocampista sobresaliente, que está llamando a las puertas de la selección española. El espectáculo también lo puso Joaquín, quien no jugó al estar tocado, pero que animó el partido en el vestuario y desde la banda, siendo el futbolista más aclamado por una grada algo fría, pero muy pendiente de las evoluciones del futbolista más requerido de Andalucía.

Al descanso se llegó con empate a uno, con goles de Burgui para la selección de la Liga y Marchena por parte de la selección de Andalucía. En la segunda parte siguió el escaso nivel competitivo de un choque que se convirtió en una fiesta con la afición haciendo la ola. El partido finalizó con triunfo de Andalucía (3-1), después de dos buenos goles anotados por Sergio León, delantero de Osasuna. Lo mejor, la recaudación total del evento, 251.648 euros, para Unicef.