Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Misael Rodríguez gana la primera medalla para México en Río

El boxeador pierde en semifinales ante su rival uzbeko pero se queda con el bronce

Misael Rodríguez en combato con Bektemir Melikuziev.
Misael Rodríguez en combato con Bektemir Melikuziev. AFP

La sequía de medallas para México en Río 2016 ha terminado. El boxeador Misael Rodríguez perdió en su combate de semifinales contra el uzbeko Bektemir Melikuziev por decisión unánime, pero se quedó con el bronce, la única presea de México hasta el momento. La arena Riocentro se volcó hacia el mexicano que ve en la derrota su mayor logro en su carrera deportiva hasta el momento.

Misael Rodríguez creció en una granja en la ciudad de Hidalgo del Parral, Chihuahua en el norte de México. Empezó con el boxeo desde pequeño cuando tomaba sus calcetines como guantes y practicaba con sus hermanos. A los 15 entrenó como profesional y cuatro años más tarde se convirtió en campeón nacional. En esta ocasión, el Chino − como le dicen− consiguió la primera medalla para su país tras 13 días de competencias y de compatriotas eliminados.

Para que Rodríguez, de 22 años, acudiera a unos Juegos Olímpicos tuvo que pedir dinero en la calle. No fue el único. Todo el equipo de boxeo de México tuvo que hacerlo. Misael vistió su uniforme de seleccionado nacional y se dispuso a recolectar fondos para el Mundial en Catar. La Federación Mexicana de Boxeo obligó a sus atletas a protestar de esa manera para que la dependencia gubernametal del deporte, Conade, devolviera los fondos tras la decisión de Alfredo Castillo a cuatro meses de entrar al cargo (abril de 2015). El motivo, según el funcionario, era la falta de comprobación de gastos por parte de la federación. A pesar de eso, Castillo no dudó en congratular al mexicano a través de su cuenta de Twitter.

Sin importar eso, Rodríguez se clasificó a la cita olímpica en la categoría de los 75 kilogramos. Aunque tuvo que competir con un uniforme que aún no ha pagado. “El uniforme de pelea es fiado. Lo tuvieron que conseguir aparte porque la empresa que hizo los uniformes de la delegación mexicana no hace el tipo que [los boxeadores] necesitan”, aseguró Ricardo Contreras, el dirigente de la Federación de Box de México. Misael tuvo que ocultar los logos de la marca deportiva para evitar ser descalificado por los organizadores.

Para Misael, el bronce tiene el mismo valor que una medalla de oro. No se le veía triste tras la derrota en semifinales. Fue el único representante del box de su país que se coló en la pelea por las medallas. Lindolfo Delgado, Juan Pablo Romero, Raúl Curiel, Elías Emigdio y Joselito Velázquez quedaron eliminados.

“A mí me motiva mucho cantar el corrido de Chihuahua”, confesó Misael al periódico mexicano El Universal, el cual reza “eres mi tierra norteña, india vestida de sol, brava como un león herido, dulce como una canción”. Durante su concentración en Brasil no podía estar lejos de sus audífonos con música de banda. También es un ferviente hincha del club Pachuca, el campeón del fútbol mexicano. Su medalla de bronce se la dedica a su madre Aurelia y a su pareja Tamara Vega, quien también está en Río en la prueba de pentatlón.

Cristian Bejarano había sido el último pugilista mexicano en ganar una presea olímpica en Sídney 2000, también fue un bronce. Ahora Misael Rodríguez espera dejar de pedir dinero en camiones para continuar con sus entrenamientos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información