Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil vence a una Colombia menor

La selección anfitriona gana con goles de Neymar y Luan y ya está en semifinales

Neymar, al marcar su gol a Colombia.
Neymar, al marcar su gol a Colombia. AP

La nueva Brasil, la de las líneas rectas, la enemiga del regate, venció a Colombia en cuartos y se jugará el pase a la final ante Honduras. Colombia fue un equipo menor, lejano a la virtud de aquellos que casi apean a la tetracampeona del mundo de su propio mundial hace ahora dos años. No estaban James, ni Cuadrado y Teófilo Gutiérrez lo intentó sin fortuna. Dos latigazos de la canarinha, primero Neymar, de libre directo y luego Luan, desde fuera del área, amarraron un encuentro sin historia.

Colombia salió con fuerza, tratando de jugar el balón y llegar así al área contraria. Nunca pudo. El ensamblaje brasileño, de hasta siete y ocho jugadores, desbarataba una y otra vez las intentonas de Gutiérrez, Pabon y Borja: el primer disparo entre los tres palos de los colombianos no se dio hasta la segunda parte. Brasil, entre tanto, buscaba a Neymar. El delantero de Barcelona bajaba a recibir al medio y tocaba a la banda; esperaba en la frontal para armar la jugada, arrastraba, molestaba… Una versión aguada del astro brasileño bastó para sacar de quicio a los contrarios. Primero, lanzó una falta a la escuadra, un golazo. Luego forzó tres tarjetas amarillas y entre tanto provocó una tangana que obligó al árbitro a alargar el primer tiempo cinco minutos.

Brasil, 2 vs Colombia, 0

Brasil: Weverton, Zeca, R.Caio, Marquinhos, R.Augusto, D.Santos, Luan, G.Barbosa, Neymar (C), G.Jesus, Walace

DT: Rogerio Micale

Colombia: Cristian Bonilla; Helibelton Palacios, Deivy Balanta, William Tesillo, Cristian Borja; Wilmar Barrios, Jefferson Lerma, Andrés Roa, Teófilo Gutiérrez, Dorlan Pabón; Harold Preciado.

DT: Carlos Restrepo

Goles: Neymar (12') y Luan (84')

Sao Paulo, 41.000 espectadores

Pese a la rudeza de los colombianos, que cometieron más de 20 faltas en la primera parte, Brasil llegaba con facilidad a tres cuartos. La velocidad de las duplas Douglas Santos – Gabriel Jesús por la izquierda y Luan – Wallace por la derecha estiraban la cancha de tal manera que Neymar solo tenía que esperar el balón, acercarse a la frontal e inventar alguna gambeta, algún quiebre. Así llegó el segundo. Esta vez fue Luan, que agarró el balón y le dio con potencia desde fuera del área. El disparo agarró adelantado al meta Bonilla.

El partido se acabó ahí, a diez minutos del final. Colombia ya había dejado de apretar. La salida de Sebastían Pérez en el segundo tiempo y el sacrificio de Gutiérrez, una motora entre el centro y la delantera, apenas motivaron un par de disparos lejanos, primero de Teófilo y luego de Pabón.

Brasil, sin hacer demasiado, tuvo el segundo en la cabeza del central Rodrigo Caio, pero la pelota se fue a las piernas de Bonilla. El resto fue un eterno fogueo, un quiero y no puedo de Colombia, que trastabillaba si el contrario amagaba con presionar; un puedo desganado de Brasil, que se olvidó en algún lado las ganas que había demostrado con Dinamarca en el partido anterior.

La anfitriona enfrenta a Honduras en semifinales en un duelo que, a priori, se antoja facilón. Lo mismo parecía ante Irán.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.