Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La selección argentina de voleibol destrona a Rusia

El equipo de Velasco se impuso 3-1 al último campeón olímpico y lidera el grupo B

Ezequiel Palacios remata una pelota en el triunfo de Argentina ante Rusia en voleibol.
Ezequiel Palacios remata una pelota en el triunfo de Argentina ante Rusia en voleibol. AFP

El estadio Maracanazinho fue un desborde de alegría en Río de Janeiro. Contra todos los pronósticos, la selección argentina de voleibol le ganó 3 a 1 a la de Rusia, oro en Londres 2012 y potencia indiscutida de ese deporte. El marcador final reflejó el dominio del equipo albiceleste: 25-18, 18-25, 25-18 y 25-21. Argentina ha sumado así dos victorias consecutivas (venció a Irán en la primera fecha) y lidera el grupo B. La esperanza de alcanzar al menos los cuartos de final ha tomado forma y las expectativas crecen. El último podio del voleibol argentino fue en 1988 en Seúl, cuando ganó un bronce.

Detrás de la odisea hay un nombre que todos conocen: Julio Velasco. El entrenador es una figura reconocida en todo el mundo y ha logrado transmitir su espíritu al equipo. Facundo Conte lo resumió al final del partido: “Más allá de los puntos, la forma es lo que nos ayuda a crecer, partido a partido. Ya lo hicimos contra Irán, ahora contra el último campeón olímpico. Debemos atesorar eso, jugar como es nuestro voleibol".

Facundo Conte celebra el triunfo de Argentina ante Rusia.
Facundo Conte celebra el triunfo de Argentina ante Rusia. AFP

La “forma” que les ha transmitido Velasco se basa en avanzar punto por punto, sin pensar en el pasado inmediato, como una aplanadora que se resetea a cada paso. “Debemos concentrarnos sólo en lo que tenemos que hacer, siempre en la siguiente pelota, no importa quien haya ganado el punto anterior. Si no te enroscas con la anterior te concentras sólo en lo que estás haciendo. Por un momento perdimos la paciencia y se vio, después encontramos otra vez la lucidez, eso es nuestro triunfo”, dijo Conte.

El partido fue pura euforia desde el primer set, cuando en las gradas la sensación de triunfo fue incontenible. Argentina ganó el primer juego 25-18 y por primera vez los jugadores sintieron que Rusia no era invencible. En el segundo cobró la cuenta la pérdida de paciencia, como dijo Conte, y el marcador se puso 1-1. Parecía el fin, pero el “punto por punto” impuesto por Velasco dio sus frutos. El tercer set fue 25-18 y el tercero 25-21, pese a que Argentina estuvo por debajo la mayor parte del último set.

Velasco puede estar satisfecho. El primer paso lo dio con el oro ganado contra Brasil en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Dos meses después clasificó a su equipo para Río con un triunfo contra Venezuela, en Caracas. El entrenador volvió a Argentina para hacer grande al voleibol de su país y el triunfo ante Rusia es evidencia de que va por el buen camino. El próximo partido de Argentina por el grupo B será el jueves, contra Polonia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información