_
_
_
_

“El fútbol no rueda sin los jugadores, tenemos que alzar la voz”

El exfutbolista David Izazola asegura que la liga de su país no cobija a los mexicanos

Diego Mancera
David Izazola muestra una fotografía de la selección mexicana sub-20 del 2011.
David Izazola muestra una fotografía de la selección mexicana sub-20 del 2011.Saúl Ruiz

David Izazola (Ciudad de México, 1991) fue parte de la selección mexicana que alcanzó el inédito tercer lugar en la Copa Mundial sub-20 en el 2011. Ese mismo año debutó en la primera división con los Pumas y prometía llenar el puesto de delantero que dejó vacante Hugo Sánchez hace más de tres décadas. Ahora con sólo 24 años, Izazola ha decidido retirarse de un fútbol que, según su experiencia, no cuida el nuevo talento nacional.

Pregunta. ¿Por qué se retira del fútbol profesional tan joven?

Respuesta. Lo hago por decisión propia, me hace feliz. Me voy por la falta de oportunidades que hay para los futbolistas mexicanos. Es algo normal. Aquí hay mucho talento que es bloqueado por extranjeros y por veteranos. Tengo una carrera universitaria y eso me permite mirar a otro lado, lejos del fútbol. No tengo por qué aguantar los malos tratos.

P. ¿Por qué hasta ahora decide hablar?

R. El fútbol mexicano está hecho para que el futbolista no diga nada, porque si habla las tiene de perder. Cuando estamos bien no decimos nada porque no nos conviene. El fútbol no rueda sin los jugadores, tenemos que alzar la voz. Hay que tener valor y hablar.

P. ¿Hay represalias?

R. Sí. Te bajan el sueldo, te amenazan con no jugar, con relegarte a la segunda división.

P. ¿A usted lo relegaron?

R. Exacto. A mí y a Marco Antonio Palacios [defensor mexicano] nos dejaron olvidados. No dijimos nada porque en el momento en que lo hiciéramos tendríamos consecuencias económicas. No puede pasar esto. Tenemos un contrato firmado en el que se estipula nuestro salario.

No tengo por qué aguantar los malos tratos

P. Se trata de algo ilegal…

R. Lo es, pero en el fútbol mexicano todo es legal. Los directivos juegan con el tiempo del futbolista. A uno le dicen “si no me firmas este contrato donde te estoy bajando el sueldo, te voy a dejar sin actividad seis meses en segunda división”.

P. ¿Lo han amenazado?

R. No. Nadie.

P. ¿Hay corrupción el fútbol mexicano?

R. La corrupción está en todo México, tanto así que el propio futbolista mexicano no se siente valorado. Esto es un negocio. Piden dinero para jugar y estar en el primer equipo.

Los directivos juegan con el tiempo del futbolista

P. ¿Quiénes?

R. Todo el sistema del fútbol mexicano.

P. ¿Entrenadores, directivos, representantes?

R. Sí. Todos.

P. ¿Alguna vez le pidieron dinero por jugar?

R. No, jamás. Supe de algunos compañeros.

P. ¿Qué le faltó para trascender en el fútbol mexicano?

R. Experiencia y madurez. Sin oportunidades para generarlas, un futbolista no puede llegar a ser eso que le piden los directivos. En el medio se comenta que el futbolista mexicano se tarda en madurar, ¡claro! Si los debutan con 19 o 20 años por supuesto que se van a tardar. A los muchachos sólo les dan oportunidad de jugar unos pocos minutos durante seis meses, los olvidan en segunda y buscan a la siguiente generación.

P. ¿Por qué no hay continuidad?

R. Porque no dan los resultados que ellos quieren.

P. ¿Quién tiene la prisa por sacar buenos resultados?

La gente aquí es malinchista y si le pones 10 extranjeros irá al estadio, pero no para ir a ver a los canteranos

R. Los dueños de los clubes y la propia Federación Mexicana de Fútbol. Hay algunos casos como Grupo Pachuca y Chivas que apuestan por los canteranos.

P. ¿Esta premura por ganar está relacionada con el formato de liga que se divide en dos torneos al año?

R. Un torneo largo [como el de España] daría posibilidad al seguimiento y crecimiento del futbolista. Si cada seis meses estás rotando de jugadores y de entrenadores, no te darán buenos resultados. Eso se refleja en la selección mexicana. La gente aquí es malinchista y si le pones 10 extranjeros irá al estadio, pero no para ir a ver a los canteranos.

P. ¿La afición mexicana discrimina a sus jugadores mexicanos?

R. No puedo juzgar a la gente, pero sí al sistema. Vende más una camiseta de un extranjero.

P. ¿Qué opina de la nueva regla, la 10-8, que permitirá alinear hasta a 10 jugadores no nacidos en México?

R. Es inaudito. El mexicano debería sentirse cobijado en su propio país, pero no pasa.

P. ¿El fútbol mexicano no es para mexicanos?

Izazola mira una fotografía de la selección sub-20 durante un torneo en Guatemala en 2011
Izazola mira una fotografía de la selección sub-20 durante un torneo en Guatemala en 2011Saúl Ruiz

R. Está hecho para que los foráneos tengan éxito. Cuando le dan la oportunidad a los canteranos, ellos no saben cómo manejar la presión. En selecciones menores hemos sido campeones del mundo. No puede ser que Jonathan Espericueta [campeón del mundo en 2011], sea suplente. Si fuera argentino lo valorarían, lo cuidarían y lo venderían a un equipo de Europa.

P. ¿Por qué México, un país de 119 millones de habitantes, no tiene caudales de grandes futbolistas?

R. La selección mexicana se limita a 15 jugadores con talento que jueguen bien o mal los van a tener que llamar porque son los destacados. Lo ideal sería tener hasta 50 en un gran nivel. La principal causa es que no respetan procesos prolongados.

P. ¿Qué pasó con su generación que logró el tercer lugar en la Copa Mundial sub-20?

R. Era una selección con un gran talento que ahora tenemos 24 años. No hay más de cinco jugadores que se han consolidado en primera división [Diego Reyes, Néstor Araujo, Alan Pulido, Antonio Rodríguez, Ulises Dávila]. Con la mayoría mantengo contacto, algunos están en segunda división. A diferencia de los uruguayos que con esa edad ya estarían consolidados. No supieron manejar a esa selección.

P. ¿Qué viene para usted?

R. Tengo una agencia de marketing que fundé junto a mi esposa y nos va bien. En este panorama fuera del deporte soy valorado. En el fútbol ya no tenía alguna satisfacción.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Diego Mancera
Es coordinador de las portadas web de la edición América en EL PAÍS. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016 escribiendo historias deportivas. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_