Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Copa America Centenario

Pékerman sobre la lesión de James: “Quiero ser optimista”

Colombia se confirma como favorita del grupo A y obliga a Estados Unidos a ganar los dos partidos siguientes para no decepcionar

Pékerman, el viernes en Santa Clara.
Pékerman, el viernes en Santa Clara. AFP

“Quiero ser optimista. James es fundamental para Colombia y tiene deseo de jugar. Los médicos no saben hasta qué punto se puede correr algún riesgo. Todavía no me quiero poner a pensar en lo negativo. Seamos optimistas y esperemos que lo tengamos dentro de la cancha”. El seleccionador José Pékerman no podía en la noche del viernes hacer una valoración mucho más elaborada que esta de la lesión en el hombro de James Rodríguez, la estrella de la selección de Colombia, que se tuvo que retirar muy dolorido tras una caída en la segunda parte de la victoria contra Estados Unidos (0-2).

La afición colombiana llenó las gradas hasta el punto de ser una abrumadora mayoría en el partido inaugural de la Copa América Centenario, celebrado en el Levi’s Stadium de Santa Clara, California. Pero se fue tan contenta por la victoria como preocupada por el estado de su estrella. Los gestos de dolor de James en el banquillo eran evidentes. Pékerman pidió prudencia y optimismo. “Esperemos que no se complique mucho”. Colombia no vuelve a jugar hasta el martes 7, contra Paraguay en Pasadena, California.

En cuanto al juego, el seleccionador colombiano aseguró que su equipo había sido superior al anfitrión, sobre todo gracias a la confianza de un gol en el minuto 7 en un saque de esquina, que fue lo que llenó de confianza al equipo. Colombia dominó el partido, pero nunca se quitó la sensación de que Estados Unidos podía haber empatado, especialmente porque concedieron muchas faltas cerca del área y saques de esquina. “EE UU en esa zona tiene jugadores muy versátiles y dinámicos. Les faltaban espacios para jugar más pero para nosotros era una zona complicada”, reconoció Pékerman.

En opinión de Jurgen Klinsmann, seleccionador de EE UU, el partido estuvo muy igualado. “Cuando se produce al principio del partido, es que algo ha salido mal, alguien ha perdido su marca, hay barullo en el área, cosas que pasan”, dijo Klinsmann tras la derrota. Obviamente hizo referencia al penalti del segundo gol, que consideró “clave en el partido”.

Klinsmann tiene la misión de hacer ver a la audiencia de Estados Unidos, en su casa, que el fútbol es apasionante. Ha dicho que su objetivo es llegar a las semifinales. El viernes parecía casi contar con la derrota en el partido inaugural en el grupo de la muerte de este torneo. En su opinión, servirá para que los jugadores “saquen buenas lecciones” y “vayan aún con más humildad” al siguiente partido, nada menos que contra Costa Rica. “La lección para los jugadores es que este equipo es el número 3 del mundo y les podemos jugar cara a cara. No hubo mucha diferencia”, opinó Klinsmann.

Con enorme flema, Klinsmann aseguró que la derrota no es un problema y que si ganan los dos partidos siguientes del grupo, el anfitrión pasará a las eliminatorias.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información