Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hinchas del River, enloquecidos pero realistas por la final con el Barça

Unos 15.000 fanáticos del segundo club más popular de Argentina viajaron a Japón

Hinchas del River Plate se manifiestan el pasado martes en el canal Dotonbori del centro de Osaka para alentar a sus jugadores.
Hinchas del River Plate se manifiestan el pasado martes en el canal Dotonbori del centro de Osaka para alentar a sus jugadores. REUTERS

Cada vez que un equipo argentino juega el Mundial de Clubes sus hinchas se enloquecen y sueñan con la posibilidad de ganarle al mejor de Europa. Varias veces los argentinos vencieron a los europeos, pero eso no ocurre desde hace 12 años, cuando el Boca Juniors derrotó al Milan. Sin embargo, los hinchas del archirrival de los boquenses, el River Plate, segundo club más popular de Argentina, no pierden algo de ilusión. Unos 15.000 de ellos viajaron a Japón y ya demostraron su efusividad en las calles y las tribunas de Osaka. Otros millones seguirán por televisión el domingo a las 7 de la mañana argentina la final contra el Barcelona con la conciencia de que el rival es el favorito pero sin perder la esperanza de que su entrenador, Marcelo Gallardo, El Muñeco, demuestre por qué se ha ganado su prestigio.

Los fanáticos que viajaron los 18.000 kilómetros que separan Buenos Aires de Osaka sorprendieron el martes por la noche en las calles de esa ciudad con un ‘banderazo’, es decir, una batucada con bombos y banderas del club, rojas y blancas, para apoyar a la plantilla. Los policías y los transeúntes miraban azorados. También quedó sorprendido el entrenador del equipo derrotado por el River en semifinales, el Sanfrecce Hiroshima, Hajime Moriyasu. "Espero que podamos aprender más sobre la cultura de estos fanáticos”, dijo Morisayu sobre el aliento incesante de los hinchas argentinos.

En Buenos Aires, Sergio, de 38 años, empleado de una editorial, cuenta que no le alcanzó el dinero para viajar, pero dos amigos suyos están en Japón. Socio del River, reconoce que el Barça cuenta con un 65% de probabilidades de ganar. “El 35% depende de que sorprendamos con un gol en los primeros diez minutos y que Pisculichi empiece a generar el juego que el equipo perdió después de que a mitad de año ganó la Copa Libertadores de América”, analiza Sergio, que reconoce que en 2009 también el argentino Estudiantes había comenzado ganándole a los culé, pero al final no pudo aguantar y acabó perdiendo 2-1. También admite en la segunda mitad del año tanto en la liga local como en la Copa Sudamericana el millonario decayó en su juego, incluida su defensa. “Estamos peor que cuando San Lorenzo perdió el año pasado la final del Mundial con el Real Madrid”, admite el fanático. Tampoco al Boca le fue bien en la final de 2007 contra el Milan.

El River fue campeón una vez en la desaparecida Copa Intercontinental, en 1986, cuando venció al Steaua Bucarest. Diez años después perdió ese trofeo contra la Juventus.

“Está complicadísima la cosa, pero estoy muy emocionado, ver a River contra Barcelona es algo diferente… ¿en cuántas situaciones ves a tu club jugar contra Messi, Neymar?”, se entusiasma Mateo Allerand, estudiante de economía de 21 años. Admite que hay un 70% de probabilidades de que gane el Barçca, pero confía en Gallardo: “Es un técnico diferente y puede hacernos ganar. Los jugadores de River habían perdido la motivación después de ganar la Libertadores, pero tienen al Barça en la cabeza desde hace medio año”.

“Estoy con muchos nervios y expectativas”, cuenta Agustín Dalesio, estudiante de ingeniería de 23 años. “Es una oportunidad única, espero que se dé lo que todos queremos”, se encomienda Agustín.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información