Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez esperanzas para Rio 2016

Brasil ha cumplido su objetivo de figurar terceros en el medallero de los Panamericanos

Thiago Pereira de Brasil,en los Juegos Panamericanos.  Ampliar foto
Thiago Pereira de Brasil,en los Juegos Panamericanos. USA Today Sports

Aunque en número total de medallas Brasil no ha superado finalmente los resultados de 2011, las autoridades han visto cumplido su objetivo de figurar terceros en el medallero de los Juegos Panamericanos, la última gran cita multideportiva antes de las Olimpiadas. El Comité Olímpico Brasileño (COB) mantiene su ambicioso desafío de terminar los Juegos de Río de Janeiro entre los diez primeros clasificados (por número total de medallas): una empresa heroica, dado que supondría casi doblar los 17 metales obtenidos en Londres 2012, su récord histórico, que le otorgaron el 14º puesto global.

El nadador Thiago Pereira deja Toronto como el nuevo ‘rey’ de los Juegos tras haber conquistado su medalla número 23 en la competición, una más que el récord histórico del gimnasta cubano Erick López. “Es un ejemplo para nuestros niños”, expresó ayer “con mucho orgullo” la presidenta, Dilma Rousseff, a través de una nota de felicitación colectiva. “Hago un homenaje especial a nuestros atletas, que mostraron fuerza y determinación en Canadá (…) Nuestra alegría es mayor todavía porque pudimos ayudar a construir el camino en dirección a las medallas”, afirmó tras señalar que 121 de las 141 medallas fueron obtenidas por deportistas o equipos que reciben subvenciones del Ministerio de Deportes.

Thiago Pereira ostenta desde hace unos días el título de máximo campeón de la historia de los Juegos Panamericanos

A pesar del interés relativamente escaso que despiertan en la población, los Juegos Panamericanos tienen gran relevancia para los deportistas, no solo porque esta competición determina la clasificación en 15 modalidades, sino porque los atletas que logran medalla un año antes de las Olimpiadas suelen presentar un buen rendimiento en el evento deportivo por excelencia. Según un cálculo hecho por UOL, desde 1951, cuando se disputó el primer ‘Pan’ de la historia, casi el 80% de los medallistas olímpicos brasileños han debutado previamente con una medalla continental. Estos son diez campeones en Toronto con esperanzas de lograr una medalla en Río dentro de un año:

Arthur Zanetti, gimnasia

Fue el primer medallista brasileño en gimnasia artística (Londres 2012), colgado de las anillas, su gran especialidad. Campeón mundial en 2013 y una de las grandes figuras mundiales en su deporte, este paulista de 25 años y 1,56 de altura ha vuelto a conquistar el oro en los Panamericanos de Toronto y sumó además la medalla de plata lograda por equipos. Zanetti ha logrado esquivar las lesiones desde que destronara al campeón defensor chino, Yibing Chen, hace tres años en las pistas de North Greenwich y se ha convertido en el dominador de la especialidad, claro candidato a conseguir la segunda medalla latinoamericana (no solo brasileña) en la historia de la gimnasia olímpica.

Isaquias Queiroz, piragüismo

Robert Scheidt es el mayor medallista olímpico de Brasil y querrá despedirse con un oro a los 43 años

Este bahiano de 21 años aspira a ser una de las grandes estrellas del olimpismo brasileño. Perdió un riñón en un accidente cuando era niño, pero se ha convertido en un ejemplo nacional de superación y sumó a su palmarés en Toronto tres medallas de oro en 1000 metros C1, 1.000 metros C2 y 200 metros C1. Fue el primer brasileño campeón mundial junior, y en el Campeonato Mundial de Piragüismo de 2013 obtuvo el bronce en la prueba olímpica de los 1.000 metros (la primera medalla ‘verde amarela’ en la historia del certamen). Después, en el mismo campeonato, conquistó el oro en la modalidad no olímpica de C1 500 metros. Repitió la proeza un año después, añadiendo una medalla de bronce en la modalidad de C2 200. Ayer fue mencionado explícitamente por Dilma Rousseff como ejemplo del deporte brasileño y es serio candidato a medalla en Río.

Tiago Camilo, judo

El judo, uno de los diez deportes más practicados en Brasil, despierta grandes esperanzas con vistas a 2016. Tras vencer al subcampeón olímpico cubano Asley Gonzalez, Camilo conquistó hace pocos días el tricampeonato panamericano en Canadá, un hecho inédito en el judo brasileño, y ha levantado bastantes expectativas sobre la obtención de una nueva medalla olímpica (ya fue plata en Sidney y bronce en Pekín) en Río de Janeiro, la ciudad donde se consagró campeón del mundo en 2007 venciendo todos los combates por ippon. Otros judocas de la talla de Mayra Aguiar, Rafael Silva, Érika Miranda, Charles Chibana o Rafaela Silva alimentan la esperanza de que sean más de una las medallas locales en artes marciales, a pesar de la ausencia del karate, modalidad en la que Brasil también ha obtenido dos medallas de oro en los panamericanos.

Fabiana Murer, salto con pértiga

Criticada por su decepcionante actuación en las Olimpiadas de 2008 y 2012, campeona mundial en 2010 (pista cubierta) y 2011 (primera medallista de oro brasileña en la historia del evento), 2014 fue el año de la recuperación de esta talentosa e irregular atleta, una de las triunfadoras de la Liga de Diamante, que ostenta una marca personal de 4,85. Plata en Toronto, pocas deportistas tendrán más ganas de desquitarse en Río de Janeiro que esta nordestina de 34 años, segunda en el ranking mundial, con la oportunidad de reivindicarse definitivamente frente a su público en unas Olimpiadas.

Robert Scheidt, vela

Mayor medallista olímpico de Brasil (dos medallas de oro, dos de plata y una de bronce en cinco Juegos Olímpicos), Scheidt querrá despedirse con un oro a los 43 años y ha demostrado estar en forma al conquistar la plata en la clase Láser y quedarse a un paso del tetracampeonato panamericano. Scheidt llegó al último día tres posiciones por delante del guatemalteco Juan Maegli Agüero, pero terminó con 47 puntos perdidos, ocho más que su rival. Sigue siendo el abanderado de la vela brasileña, probable caladero de medallas olímpicas si se añaden los nombres de Martine Grael y Kahena Kunze, ambas medallistas de plata en Canadá en la categoría 49erFX.

Thiago Pereira, natación

‘Mr. Pan’ (Volta Redonda, 1986) ostenta desde hace unos días el título de máximo campeón de la historia de los Juegos Panamericanos y acudirá a Río de Janeiro como una de las mayores esperanzas locales después de haber acumulado cinco medallas en Toronto. Fue ya medallista de plata en Londres 2012 (donde ocupó además una cuarta plaza) y llegó ostentar el récord mundial en piscina corta de los 200 metros estilos. Tras coronarse como ‘Mr Pan’ ha hecho llamamientos a la unidad de los deportistas brasileños y la importancia del colectivo frente a los objetivos individuales como receta para tener éxito en los Juegos Olímpicos, donde la natación brasileña presentará un elenco notable: además de César Cielo, ausente en los Juegos Panamericanos, participarán por ejemplo Joao De Lucca (tres oros en Toronto) y Etiene Medeiros, la primera nadadora brasileña que conquista el primer puesto del podio en unos panamericanos. Solo Estados Unidos ha superado a la natación brasileña en Canadá.

Felipe França, natación

Arthur Zanetti fue el primer medallista brasileño en gimnasia artística 

Mención especial aparece este nadador de 28 años, que entrena en el club Corinthians. Oro en los 100 metros braza y en relevos 4x100 estilos, Felipe França reúne consenso como promesa de medalla en los Juegos Olímpicos en la prensa y entre sus técnicos. A diferencia de otros compatriotas con medalla cuyo tiempo en la final no daría en principio para luchar por una medalla en Río, su tiempo en Toronto, 59s21, le hubiese dado una medalla de bronce en Londres 2012. En el último Mundial de piscina corta, celebrado en Doha en diciembre de 2014, cosechó cinco oros.

Yane Marques, pentatlón moderno

La pernambucana Yane Marques, figura del atletismo brasileño, ganó el oro en Canadá y es favorita para repetir al menos el bronce logrado en Londres 2012 (única medalla olímpica latinoamericana en su especialidad). Su progresión parece imparable: plata y bronce en los Mundiales de 2013 y 2015, respectivamente, la atleta tendrá 32 años en Río y buscará consumar su carrera tras el oro de estos Juegos. Ya ha vencido a las dos últimas campeonas olímpicas, la lituana Laura Asadauskaite y la alemana Lena Schöneborn.

Ana Sátila

Tras haber entrenado en Europa y Australia por la falta de lluvias en Brasil, esta campeona mato-grossense de 19 años conquistó el oro en la prueba de canoa femenina individual y la plata en la de kayak (prueba olímpica), siendo superada por la canadiense Jazmyne Denhollander por sólo 2 centésimas. Con 16 años, Sátila fue la deportista más joven de la delegación brasileña que acudió a Londres 2012. Campeona del Mundo Júnior de piragüismo en eslalon, se ha convertido en la primera piragüista brasileña campeona panamericana y aspira a convertirse en una de las mejores del mundo en Río. 

Hugo Calderano, tenis de mesa

Premio Brasil Olímpico al mejor deportista escolar en 2009, Hugo Calderano se ganó el respeto definitivamente tres años después al convertirse en el primer brasileño que lideró la clasificación del Circuito Mundial Juvenil (Sub-18). En 2014, Calderano debutó en la primera división alemana, defendiendo al club Ochsenhausen. Bicampeón Latinoamericano este año en Buenos Aires, ha obtenido la medalla de oro individual en los Panamericanos (superando en la final a su compatriota Gustavo Tsuboi) y el oro por equipos. Brasil, donde este deporte nunca había sido tan popular como ahora, sueña con una medalla inédita en casa aunque parezca imposible.