El Barça escoge entre modelos antagónicos

Laporta, Benedito y Freixa aspiran a desbancar a Bartomeu en las elecciones a la presidencia a pesar del triplete

Agustí Benedito, Josep Maria Bartomeu, Joan Laporta y Toni Freixa, el jueves en la firma del documento Compromís pel País.
Agustí Benedito, Josep Maria Bartomeu, Joan Laporta y Toni Freixa, el jueves en la firma del documento Compromís pel País.Vicens Gimenez

Josep Maria Bartomeu y Joan Laporta, tras una campaña polarizada, parten hoy como favoritos en las elecciones a la presidencia del FC Barcelona. 109.367 socios tienen derecho a voto en los comicios que se llevarán a cabo en el Camp Nou, desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche. Agustí Benedito y Toni Freixa, pese a su despliegue, no han evitado la alargada sombra de los contendientes que ya saben lo que es presidir el Barcelona. La vuelta a la carga de Laporta, tras haber dirigido el club desde 2003 hasta 2010 y su paréntesis en la política, ha aguijoneado el debate.

Bartomeu, heredero de la presidencia cuando Sandro Rosell dimitió en enero de 2014, se ha propulsado a través del éxito del triplete y la gestión de los flecos de la plantilla con la renovación de Luis Enrique, los fichajes de Aleix Vidal y de Arda Turan, pese a que el del turco fue materializado por la junta gestora, y la despedida dispensada a Xavi.

Laporta ha percutido en los flancos que han lastrado la presidencia de su rival. Bartomeu está imputado a raíz del ‘caso Neymar’, por un presunto delito contra la Hacienda Pública, que el fiscal atribuye al FC Barcelona por no haber hecho las retenciones de impuestos del contrato del jugador. Laporta avisa de que el fichaje de Neymar finalmente puede costarle al club 222 millones de euros.

Bartomeu se ha erigido en el único candidato que se aferra al contrato de patrocinio del club con Qatar. Laporta, que reivindica el acuerdo que firmó con Unicef como modelo ideal, y Benedito, que dice contar con una empresa que pagaría entre 70 y 80 millones por patrocinar la camiseta, coinciden en que el Barcelona debería rescindir el acuerdo con Qatar, por las sospechas de que financia el terrorismo yihadista y vulnera derechos laborales y básicos de su propia población.

Los aspirantes a desbancar a Bartomeu, critican igualmente los errores cometidos por el club y que dieron pie a que la FIFA le impusiera una sanción por irregularidades en la contratación de futbolistas menores de edad. Debido a esta sanción, el club no puede alinear nuevos fichajes hasta enero de 2016. También se reprocha a la última directiva no haber conseguido un mayor peso específico en las instituciones y no haber evitado que la UEFA le abriera un expediente por la masiva presencia de banderas independentistas en la final de la Liga de Campeones, en Berlín.

Sesgo independentista

Los cuatro candidatos suscribieron el jueves, junto a asociaciones independentistas como Òmnium Cultural o la Asamblea Nacional Catalana, un documento titulado Compromís pel País en el que se comprometen a adherir al club a la hoja de ruta de las entidades en las elecciones del 27 de septiembre y apoyar las acciones en favor del derecho a decidir del pueblo de Cataluña. Laporta fue más allá, y afirmó: “Si soy presidente, el Barça se posicionará a favor del bloque soberanista, a favor de la lista unitaria”.

Más información

Las últimas elecciones del Barça se celebraron en junio de 2010. Sandro Rosell recibió 35.012 votos. Fue el presidente más votado en la historia del club, pero eso no evitó las turbulencias de un mandato que ni siquiera concluyó. Lo heredó Bartomeu en enero de 2014. Un año después, coincidiendo con una crisis deportiva e institucional, adelantó las elecciones que, en principio, debían haberse celebrado en 2016. En aquellos días, el presidente tomó decisiones drásticas, como la destitución del secretario técnico Andoni Zubizarreta y varios cambios en la directiva, en la que le arrebató un gran peso específico a Freixa.

El Espai Barça, con el que la directiva de Bartomeu pretende llevar a cabo la remodelación del Camp Nou y de las instalaciones del club es otra de las cuestiones debatidas. La operación, cifrada en 600 millones, fue aprobada por los socios con 27.161 votos a favor y 9.589 en contra. Hoy, un 18 de julio, en plena canícula y sin partido en el Camp Nou, el barcelonismo vuelve a las urnas para elegir a su presidente para los próximos seis años.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción