Los argentinos se dividen entre la crítica y la defensa de Messi

El astro del Barcelona sufre escasez de goles y títulos en los Mundiales y la copa América

Lionel Messi se quita la medalla de plata de la Copa América.
Lionel Messi se quita la medalla de plata de la Copa América.Natacha Pisarenko (AP)

“Che, estoy buscando a Messi, ¿alguien lo vio?”, comentó Gustavo, uno de los integrantes de un grupo de Whatsapp de padres de alumnos de un colegio de Buenos Aires, después de la final de la Copa América del pasado sábado. “Hagan un grupo aparte los anti Messi y usemos éste para cosas útiles”, bromeó otro colega. Por las redes sociales, los medios de comunicación y las conversaciones con café de por medio llovieron las críticas y las bromas contra Lionel Messi y otros de sus compañeros derrotados por Chile. También muchos argentinos de a pie, periodistas, exfutbolistas y dirigentes defendieron al astro que brilla más en el Barcelona.

El excentrocampista Ricardo Bochini, campeón mundial en México 1986 y máximo ídolo del Independiente, al que consagró ganador de la Copa Intercontinental en 1973 y 1985, reconoce que algunas críticas a Messi son sensatas y otras, "pavadas". "La faltó movilidad en la final, pero tal vez eso fue responsabilidad del planteo técnico del equipo, que le dejó la pelota a los contrarios. Eso no es lo que le conviene al juego de Messi. Pero también se dicen pavadas, como que no tiene huevos (agallas), que no pone presión... Es el mejor jugador del mundo, quiere ganar más que nadie y va a jugar Rusia 2018", opina Bochini.

“Es muy típico de los argentinos ir de un extremo a otro. También criticaban a Maradona”, recuerda Carlos Aimar, El Cai, que dirigió al Logroñés, el Celta, el Tenerife y el Leganés. “En vez de disfrutarlo, defenestran a Messi. Eso es de ignorantes, de tontos. Es el mejor del mundo y la mayoría de los argentinos lo reconoce”, añade Aimar. Llevó tiempo para convencerlos de que la estrella del Barcelona también merecía los aplausos de la hinchada albiceleste, pero lo ha logrado, sobre todo después del subcampeonato mundial de Brasil 2014.

El goleador blaugrana ha marca pocos tantos en las copas del Mundo y en las de América y nunca ha ganado un título con la selección mayor de Argentina. Solo la triunfado en un Mundial sub 20 y en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, en los que compite el seleccionado sub 23. Messi fue elogiado en su país durante los primeros cinco partidos de la Copa América de Chile 2015, pero nadie lo hizo en la final.

“El problema de la final con Chile fue de funcionamiento”, opina Aimar. “Messi no te tiene que salvar, es parte de un equipo. Con estas críticas le hacen daño a un tipo que viene con su familia a jugar la copa. Hay que dejarlo tranquilo”, añade quien comenzó su carrera de entrenador en la cantera del Ferro Carril Oeste campeón argentino en 1982 y 1984.

Diego Cagna, excentrocampista del Boca Juniors y el Villarreal, no descalifica a quienes critican a Messi, pero tampoco comparte su opinión: “Tendrán sus razones, yo no las veo, pero este es un país muy futbolero. Todos se creen que saben mucho”. El exentrenador del Colo Colo chileno y el Tigre argentino destaca que Messi había sido la figura de la selección de su país en la Copa América, más allá de su falta de gol, “y un partido no puede ser que cambié todo”. “Tenemos que estar orgullosos de él. No podemos esperar que gambetee (regatee) a cinco tipos y haga el gol. El problema de la final es que el equipo no jugó al nivel que venía jugando”, concluye Cagna. Bochini va más allá y culpa al seleccionador, Gerardo Tata Martino, de falta de predispoción a atacar en el partido clave: “El problema son los (directores) técnicos. El día en que solucionemos ese tema salimos campeones”. Argentina ganó su último Mundial en 1986 y su última Copa América en 1993.

Tanta polémica cayó sobre Messi que hasta se rumoreó que se tomaría unas vacaciones de la albiceleste. “No entiendo a la gente que cuestiona a Messi”, reaccionó este lunes el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Luis Segura. “Espero que nunca se canse de las críticas. Sería lamentable que no venga más a representar a la selección”, añadió Segura. El entorno de Messi dejó trascender a la prensa argentina que el atacante del Barcelona, que descansa por estos días en su Rosario natal, no estaba analizando dejar el seleccionador argentino, pero por las dudas los hinchas albilcelestes que lo quieren han comenzado este miércoles una campaña en Twitter para pedirle que siga.

Tras la derrota, en el periódico deportivo ‘Olé’ un periodista advirtó: “El mejor jugador del mundo no nos representa en los momentos importantes. Es indignante. Hay veces que se puede jugar bien, otras no. Pero nunca se puede caminar y caminar ausente mientras los compañeros pelan el traste. Ser el mejor no solo da derechos. También obligaciones”. En el portal de noticias Infobae se advirtió: “Messi de fue mayor a menor y sumó una nueva decepción en la final de la Copa América”.

“No hay nada más doloroso en el fútbol que perder una final”, escribió este lunes Messi en Facebook. Perdió las de las copas América 2007 y 2015 y del Mundial 2014, además de algunas con el Barcelona. Además agradeció a los hinchas que siempre lo apoyan. Pero no dijo ni una palabra sobre si se tomará unas vacaciones de la selección argentina, cuyo próximo compromiso son las eliminatorias de Rusia 2018 y la Copa América edición Centenario en EE UU en 2016.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS