Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michael van Praag: “Solo me explico la victoria de Blatter por el miedo”

El hombre que retiró su candidatura a presidir la FIFA responsabiliza a los que reeligieron al presidente de "todo lo malo que ocurrirá al fútbol en los próximos años"

Caso Corrupción FIFA
El presidente de la Asociación Holandesa de Fútbol, Michael van Praag, el pasado jueves en Zúrich, tras una reunión de la UEFA previa al congreso de la FIFA.

Michael van Praag (Ámsterdam, 1947) retiró su candidatura a presidir la FIFA el 21 de mayo, tan solo una semana antes del congreso que debía elegir al jefe del organismo durante los próximos cuatro años. El presidente de la Asociación Holandesa de Fútbol se hacía un lado para apoyar al príncipe jordano Alí Bin Al Hussein, al que veía con más posibilidades. Días más tarde también abandonaría el exjugador Luís Figo. Pero todo ha sido en balde. Pese al escándalo de corrupción masivo destapado la misma semana del congreso, Joseph Blatter, presidente de la FIFA desde 1998, resultó reelegido por abrumadora mayoría.

Pregunta. El príncipe Alí dijo a los delegados que el mundo esperaba que reaccionaran ante los acontecimientos de los últimos días. ¿Los 133 votos que obtuvo Blatter muestran que la FIFA no ha sabido reaccionar?

Respuesta. Hay algunas cosas que no entiendo. He estado estos últimos meses viajando por todo el mundo y allá donde iba, las federaciones nacionales me decían que necesitaban más medios para desarrollar el fútbol y que no estaban satisfechas. Y el viernes dos tercios votaron por el antiguo sistema. No lo entiendo.

P. ¿Lo ve como una prueba de lo arraigada que está la corrupción?

R. No creo que tenga nada que ver con el dinero. Muchos votaron a Blatter por miedo a perder ciertas posiciones de privilegio. Por si salía elegido y más tarde se enteraba de que la persona en cuestión no le había apoyado.

P. Pero el voto era secreto.

R. Sí, pero al final uno se acaba enterando. El otro candidato ofrecía mejoras evidentes. Así que solo me explico lo ocurrido por el miedo.

P. Luís Figo dijo que el viernes, día de la votación, había sido un día negro para el fútbol y que el resultado muestra que la FIFA está enferma. ¿Está de acuerdo?

R. No diría que esté enferma, pero sí que estamos en un régimen en el que hay mucho miedo por el cambio. Cuando nos presentamos ante las confederaciones, ninguno de los tres candidatos pudimos hablar. No hay democracia en la FIFA. Zúrich tiene demasiada influencia en las confederaciones.

P. Blatter ha dicho que quiere recuperar la confianza tras los escándalos de corrupción. ¿Puede hacerlo?

R. Es completamente incapaz. Y la prueba de ello es que hace cuatro años, en el anterior congreso, dijo lo mismo. Entonces la FIFA ya tenía muchos problemas. Y él repitió lo que ha dicho ahora: que estábamos en aguas turbulentas y que quería llevar el barco a un lugar más tranquilo. En cuatro años no ha traído más transparencia, sino que estamos peor. ¿Cómo puedo creerle ahora?

P. ¿Cómo va a reaccionar la UEFA? El británico David Gill dice que no va a asumir su puesto como vicepresidente de la FIFA. ¿Ve posible un boicot europeo?

R. Ahora es el momento de reunirnos y decidir juntos qué vamos a hacer. Los ánimos están demasiado caldeados para tomar una decisión.

P. ¿Pero qué opciones barajan?

R. Hay muchas posibilidades. Pero no las voy a discutir con usted. Primero las hablaré con mis compañeros. Así es la democracia.

P. ¿Se arrepiente de haber abandonado la carrera por la presidencia? ¿Cree que podría haber obtenido un mejor resultado?

R. Me retiré fue porque estaba seguro de que el príncipe Alí podía reunir más votos fuera de Europa que yo. Él llevaba un año visitando federaciones. El viernes me dijo que le habían asegurado el voto un número de delegados suficiente para darle la victoria. Pero al final le apoyaron menos de un tercio. Le engañaron y la única explicación que encuentro es el miedo. Pero los que han votado por Blatter han cometido un gran error. Les hago responsables de todo lo malo que va a ocurrir en el fútbol en los próximos años.

P. ¿Qué imagen cree que ha dado la FIFA estos días al mundo?

R. Nuestra imagen ya era mala y desde luego que no ha mejorado. ¿Cómo es posible que el presidente ejecutivo de la FIFA diga que no puede controlar las cosas que pasan en la organización? Blatter tiene toda la responsabilidad. ¿Qué pasaría si una empresa española pasara por lo que estamos pasando? El consejero delegado tendría que dimitir. ¿Y por qué en la FIFA no ocurre lo mismo? Es una auténtica locura.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información