Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blatter circunscribe la corrupción en la FIFA a “casos aislados”

La FIFA mantendrá las cuotas establecidas para los Mundiales de 2018 y 2022

A las pocas horas de abandonar el congreso de la FIFA como gran triunfador, Joseph Blatter compareció ante la prensa en la mañana del sábado para destacar dos ideas: él es el hombre indicado para recuperar la confianza en el organismo que controla el fútbol mundial; y los casos de corrupción que han escandalizado al mundo no le afectan directamente ni a él ni a la organización que dirige desde 1998. “Los delitos cometidos se circunscriben a América del Norte y del Sur. Nos vemos afectados porque las personas detenidas ocupaban cargos en la organización, pero la FIFA no tiene un papel directo”, insistió el recién reelegido presidente en la sede del organismo en la ciudad suiza de Zúrich. Las prácticas que Blatter considera "casos aislados" son, según el Departamento de Justicia de EE UU, corruptelas “desenfrenadas, sistémicas y arraigadas”.

Blatter dice no estar preocupado por lo que le pueda ocurrir. “¿Por qué me iban a detener?”, contestó a un periodista que le preguntaba por las insinuaciones de Jack Warner -el exvicepresidente de la FIFA acusado de haber cobrado 10 millones de dólares en sobornos- de que Blatter estaba al corriente de estos pagos ilegales. “¿Su actuación se debe a la incompetencia o a la negligencia?”, disparó otro reportero. “Ni una cosa ni la otra. No puedo hablar sobre las investigaciones. Solo puedo decir que no tengo diez millones de dólares”, respondió visiblemente incómodo.

Consciente de las dificultades que tiene por delante, el hombre que estará al frente del fútbol mundial cuatro años más muestra ahora su estrategia frente a los enemigos que tiene en casa. Blatter tendió una mano al decir que será el presidente de todos, independientemente de los que el viernes votaran por su rival, el príncipe jordano Alí Ben Hussein.

13 europeos y cinco africanos

El desafío de la UEFA. Michel Platini pidió la dimisión de Blatter esta semana, pero el reelegido presidente de la FIFA anunció ayer que mantendrá los cupos de selecciones nacionales por cada continenente para los Mundiales de 2018 y 2022. Platini advirtió de que las 13 plazas para Europa eran “la línea roja” a la que no iba a renunciar.

El resto de cuotas:

África: 5

Sudamérica: 4 (+1 si gana repesca)

Asia: 4 (+1 si gana repesca)

Concacaf 3 (+1 si gana repesca)

Oceanía: 1 (si gana respesca)

Y, más importante aún, ofreció un caramelo a la UEFA, cuyo presidente, Michel Platini, le había desafiado esta semana al pedirle públicamente su dimisión. Blatter anunció que no se modificará el número y la distribución de cupos de selecciones nacionales por continentes que participarán en las Copas del Mundo de 2018 y 2022. Europa mantiene así las 13 plazas que ya tenía asignadas, requisito que Platini había considerado el jueves como “la línea roja” a la que no estaba dispuesto a renunciar.

Pero al mismo tiempo que ofrecía colaboración con todas las federaciones, Blatter lanzaba una carga de profundidad contra sus rivales europeos. El suizo culpa a la UEFA de no haber aceptado hace cuatro años la creación de un comité de ética que seleccionara a los candidatos que mandaban a la FIFA. “Queríamos un mayor control ético, pero al final no se hizo porque la UEFA no quiso”. Sobre la posibilidad de que el organismo que preside Platini inicie un boicot contra la FIFA, el suizo dijo que es una posibilidad que no interesa a nadie. “La Copa del Mundo es la que más dinero da. Nos necesitamos mutuamente”, argumentó.

Blatter también se ha propuesto apagar otro de los fuegos a los que tiene que hacer frente. Patrocinadores como Visa amenazaron esta semana con retirar su apoyo si la FIFA no “reconstruye una cultura con prácticas éticas fuertes para restaurar la reputación del deporte para los aficionados en todo el mundo”. El reelegido líder de la FIFA dice estar en contacto con los patrocinadores para mejorar las relaciones y que los visitará próximamente uno por uno. A ellos también les lanzó otro mensaje: “Tenemos una relación de socios. Es un acuerdo que interesa a las dos partes”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >