FÚTBOL | CASO LAPORTA

“Nos dio las cuentas sin auditar”

Bartomeu dice en el juicio contra Laporta que el expresidente no le facilitó la información real

josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, en su comparecencia en el juzgado.
josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, en su comparecencia en el juzgado.Andreu Dalmau / EFE

A falta de resolver otras cuitas pendientes, ayer comenzó el juicio sobre la acción de responsabilidad social interpuesta en 2010 contra Joan Laporta y 16 directivos del Barcelona en el Juzgado de Primera Instancia número 39 de Barcelona. El primero en sentarse como demandante en el interrogatorio en representación del Barça fue el presidente, Josep Maria Bartomeu. La primera pregunta que tuvo que responder fue: “¿Formó parte de la junta del señor Laporta?”. Fue una muestra de que la demanda puede volverse como un bumerán contra los actuales directivos. Dimitido Rosell, instigador de la acción contra Laporta a pesar de que votó en blanco en la asamblea de compromisarios del 16 de octubre de 2010 y que declarará hoy como testigo junto al vicepresidente económico Javier Faus y el auditor Fernando García Ferrer, el Barcelona prosigue en su afán cainita de autodestrucción.

Bartomeu culpó al ex presidente Laporta de no entregar las cuentas auditadas en el traspaso de poderes que provocó la polémica interpretación contable por la que ahora se le reclaman 48,7 millones de euros. “Nos dio las cuentas del club no auditadas y nosotros se las entregamos a la firma Deloitte con siete puntos desfavorables. Cuando llegamos creíamos que la situación era otra”, aseguró. “Los compromisarios tuvieron la información correcta para decidir”. Las cuentas de Laporta arrojaban un beneficio de 11, 1 millones de euros.

Bartomeu, acompañado por los directivos Jordi Moix y JordiCardoner, pareció por momentos sentado en el banquillo de los acusados en lugar de en el banquillo del demandante. El presidente se limitó a tirar balones fuera ante las preguntas de 14 abogados representantes de los 17 ex directivos demandados. “No participé en esta operación”; “en 2003 era directivo de baloncesto, no de fútbol”; “es una pregunta para el señor Faus, que la responderá mejor”, fueron las argumentaciones más repetidas por el hoy presidente ante las cuestiones de los letrados. A las formulaciones ¿cómo es que vendieron a Touré el día 2 de julio si habían tomado posesión el 1 de julio? o ¿valía más el Barcelona que recibió Gaspart o el de Laporta?, Bartomeu respondió: “El fútbol es así. Hay operaciones muy rápidas”; “sólo sé que en 2010 el club era el 24º del mundo y ahora es el segundo”.

“¿Pudo vender a Messi por 50 millones?”, le preguntaron a Bartomeu. “Sí”, respondió el juez

El abogado de Alfons Godall, uno de los 17 directivos de la última época de Laporta que al igual que Xavier Sala i Martín no se presentó a la citación como demandado, le preguntó a Bartomeu sobre si pudo haber vendido a Messi por 50 millones. No contestó y lo hizo por él el juez: “Se lo digo yo: sí”. También quiso remarcar el representante legal de Godall: “No haré preguntas a Bartomeu para que no tenga tiempo de prepararlas con Faus. Usted es empresario y economista y nos remite a él que es abogado”.

Antes del juicio, el Barcelona emitió un comunicado sorprendente para informar de que “aquellas cuentas debieron reformularse de acuerdo a la normativa y los criterios validados por el auditor” y que la demanda fue aprobada por la asamblea de socios de 2010.

Eclécticos Bartomeu y el Barcelona, hoy responderá Faus, la voz más autorizada en estos temas, miembro de la junta de Laporta —la acción de responsabilidad tiene la base de las pérdidas de la temporada 2003—. Y también miembro de la junta de Bartomeu, al tiempo que directivo que provocó el enojo de Messi cuando se planteó la mejora de su contrato.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50