Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Racing y Murcia, en la prórroga

La decisión sobre su inscripción o no en la Liga Adelante se conocerá el 7 de agosto.

Racing y Murcia sabrán finalmente si son inscritos o no en Segunda División el próximo 7 de agosto, según la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El Comité de Control Económico de la LFP se reunirá ese día a partir de las dos de la tarde para decidir si pueden competir la próxima temporada, debido a sus impagos a Hacienda. Tanto el Racing como el Murcia presentaron ayer la documentación necesaria para inscribirse en la Liga. Durante los próximos días será examinada para decidir si cumplen con los requisitos exigidos, el más importante de ellos el económico. El ratio que exige la Liga de Fútbol Profesional se calcula dividiendo los ingresos entre la deuda a corto plazo. Dicha relación no puede superar esta temporada la cifra de 2,75.

El Racing tiene previstos unos ingresos en la próxima temporada de seis millones de euros, por lo que el objetivo es aplazar el endeudamiento a corto plazo para dejarlo en torno a 15 millones de euros. Para facilitar el proceso, los jugadores del Racing han retirado las denuncias ante la AFE por impagos, que ascienden a un millón de euros. El pasivo con el que cuenta el Racing en la actualidad asciende a 24 millones de euros.

Los directivos del club cántabro presentaron ayer un recurso ante el Tribunal Económico-Administrativo, que depende del Ministerio de Hacienda, con el fin de sortear la decisión de la Agencia Tributaria de no negociar un nuevo aplazamiento del pago de la deuda, que asciende a 6.514.172 euros. Con este recurso pretenden no verse abocados a la desaparición. Además, el conjunto cántabro ha ingresado los 500.000 euros que tiene que depositar en concepto de canon de participación en la competición. Asimismo, entregaron ayer el expediente para exponer la viabilidad del plan económico en la LFP. Si finalmente se tramita, el Racing salvaría la situación crítica y seguiría vivo.

En idéntica situación se encuentra el Murcia. También ha presentado un recurso ante el Tribunal Económico-Administrativo contra la decisión de la Agencia Tributaria de no aplazar la deuda. El conjunto presidido por Jesús Samper tiene una deuda con Hacienda de cerca de 11 millones de euros. El club pimentonero ha pagado cinco millones en los últimos seis meses, incluidos los 1,5 del traspaso de Kike al Middlesbrough. Un millar de aficionados del Murcia se concentraron ayer frente a la sede de la Delegación de Hacienda para reclamar que sea aceptado el aplazamiento del pago de su deuda.

La Agencia Tributaria también ha salido a la palestra. El director general de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Santiago Menéndez, desvinculó ayer las deudas de los clubes con el fisco del ratio económico exigido por la Liga de Fútbol. Para Menéndez el cumplimiento de esos requisitos “no afecta para nada ni a la Agencia Tributaria ni al Ministerio de Hacienda”, informa Efe. El director general de la Agencia Tributaria se mostró proclive a buscar soluciones. “La Agencia Tributaria es la primera interesada en buscar soluciones flexibles y a veces creativas para poder conseguir que las empresas mantengan su capacidad productiva y puedan seguir generando o manteniendo los niveles de empleo”, subrayó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información