Racing y Murcia, en riesgo crítico por sus deudas con Hacienda

Otra decena de equipos tiene pendientes pagos tributarios pero no peligra su inscripción en la LFP.

Los jugadores del Racing de Santander, en el plante de la Copa del Rey.
Los jugadores del Racing de Santander, en el plante de la Copa del Rey. Esteban Cobo (EFE)

Los clubes de fútbol están cumpliendo con Hacienda. Ese es el mensaje de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que anunció ayer que la cuantía total de la deuda con la Agencia Tributaria (AEAT) se redujo en una cuarta parte en la temporada pasada 2013/2014, una disminución de 165 millones de euros, con lo que el importe total a 30 de junio pasado queda en 482 millones.

Sin embargo, ese mensaje contrasta con las dificultades que están teniendo varios equipos para cumplir con sus compromisos con Hacienda. Los casos más graves son los del Racing de Santander y el Real Murcia, que son los dos únicos cuya inscripción como clubes para la próxima temporada peligra, a dos días de que venza el plazo dado por la LFP.

Otra decena de clubes también mantiene deudas con el Fisco o con su plantilla y podría ser multado por la LFP o ver restringida la inscripción de los jugadores pero sin llegar a la medida extrema de no poder competir en su división, informaron en fuentes de la negociación.

Los clubes redujeron su deuda tributaria en 165 millones la temporada pasada

El caso más complicado es el del Racing de Santander, que debe 6,5 millones de euros a Hacienda y está buscando un aplazamiento de al menos hasta el 5 de agosto, que debe ser aceptado por la LFP. En las negociaciones se han implicado tanto el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, como el presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, aunque ambos han aclarado que la solución no pasará en ningún caso por la aportación de fondos públicos.

El otro caso crítico es el del Real Murcia, que milita en Segunda División. El pasado 9 de julio, el club informó a través de su web de que había llegado a un acuerdo con Hacienda para aplazar su deuda, que asciende a 14 millones de euros, en cinco años, aportando un primer pago de 1,8 millones de euros. Ese acuerdo se basaba, según la versión del club murciano, en una reunión que habían mantenido con representantes de la delegación regional de la AEAT de Murcia, y que debía ser respaldado por la delegación central en Madrid.

No obstante, según otras fuentes de la negociación, no hubo ningún compromiso por parte de la AEAT que se limitó a informar al club del procedimiento y los requisitos a seguir para el aplazamiento de pagos, de acuerdo con la normativa vigente. De esta forma, hasta hoy, el club presidido por Jesús Samper no ha firmado aún ningún convenio con Hacienda para retrasar los pagos pendientes.

El otro club que más preocupaba era el Zaragoza, pero que ha resuelto prácticamente sus agobios a corto plazo con la entrada en el capital de Fundación 2032, de varios empresarios aragoneses, entre ellos, la familia Yarza (Heraldo de Aragón) y del presidente de Telefónica, César Alierta. La Fundación ya ha depositado más de 6 millones de euros para hacer frente a sus deudas con jugadores, acreedores y Hacienda. Otros clubes pasan por dificultades pero sin riesgo de consideración como Recreativo de Huelva, Getafe, Espanyol o Spórting.

En 2012, la LFP y el Consejo Superior de Deportes firmaron un protocolo de control económico con el compromiso de que en 2017 la deuda total de los clubes de fútbol por debajo de los 2.000 millones de euros.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS