Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gol de la FIFA al vocabulario

El organismo que rige el fútbol registra casi 200 palabras que no podrán ser utilizadas con fines comerciales durante el Mundial

Manifestantes en contra del Mundial en Brasilia
Manifestantes en contra del Mundial en Brasilia EFE

“El pagode ahora es de FIFA”. La frase ha estado presente en las redes sociales desde el pasado jueves, alarmando a los brasileños que creían haber perdido el derecho sobre este popular estilo de música, que es un derivado de la samba y se escucha en muchos bares del país. La polémica surgió cuando la prensa local divulgó la información de que la federación había registrado junto al Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) de Brasil la palabra pagode. Esta y casi 200 expresiones más estarían prohibidas de ser utilizadas con fines comerciales en cualquier establecimiento hasta el 31 de diciembre de 2014, con el riesgo de que a más de uno la caiga un proceso judicial.

El objetivo es proteger a los patrocinadores, que pagaron a la federación 1.000 millones de dólares (unos 731 millones de euros), una cifra récord, para tener el derecho exclusivo de usar esas expresiones y vincular su imagen al Mundial, según informa el diario Estado de São Paulo. La FIFA hizo lo mismo durante los mundiales de 2006 y 2010. La federación llegó a inspeccionar las áreas cercanas a los estadios para garantizar que las palabras no fueran explotadas de forma ilegal, según el mismo diario.

Desde la promulgación de la ley 12.663 el 5 de junio de 2012, conocida como Ley de la Copa, entendida por muchos como una legislación bastante permisiva a FIFA, la institución registró un total de 188 palabras, expresiones o imágenes relacionadas con el Mundial, según la web de noticias Uol. En la página web del INPI hay cuatro listas con las peticiones de la federación que fueron aceptadas, además de 94 expresiones, entre ellas los nombres de todas las capitales del país que serán sede del Mundial junto a “2014”. Así, expresiones como “Río 2014” solo podrán ser utilizados por los anunciantes.

Otra polémica relacionada con los nombres de las capitales ha sido por Natal (Navidad en español), un municipio del Estado Rio Grande do Norte, al noreste de Brasil. El registro de la frase Natal 2014 hizo que muchos tenderos especularan sobre si tendrían problemas a la hora de hacer propaganda durante la Navidad de este año, ya que el permiso está vigente hasta el final del próximo diciembre.

Ante la incredulidad de los brasileños, la entidad tuvo que explicarse. El pagode al que se refiere la federación de futbol es, en realidad, el nombre usado por ella para referirse a las obras artísticas (como pósteres, emblemas, mascotas y la grafía usada en los materiales del Mundial) hechas por un artista contratado por la FIFA. La palabra, según la institución, se utiliza “en los documentos oficiales de la competición”. “La FIFA registró la marca pagode para evitar que se creen otras grafías con este mismo nombre, con el objetivo de obtener ventaja comercial a costa de la visibilidad de la grafía oficial del Mundial”, explica la federación en un comunicado.

La FIFA asegura que no va a impedir que otras personas utilicen la palabra pagode en un contexto que no esté asociado a la Copa do Mundo da FIFA Brasil 2014™. Se queja, además, que las falsificaciones de la marca del evento, llamadas de “marketing de emboscada”.

“El puerto de Manaus (capital del Estado de Amazonas, al norte de Brasil) identificó dos toneladas de productos falseados que tenían la grafía oficial Copa do Mundo da FIFA™”, asegura. Y continúa: “Los que practican el marketing de la emboscada intentan beneficiarse irregularmente de la empatía y de la imagen positiva que se genera por Copa do Mundo da FIFA™, pero sin contribuir con la organización del evento”.

Por ahora, el pagode, con letras minúsculas, está liberado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información