Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amaños en el fútbol modesto

Federbet, empresa contratada por la LFP, revela irregularidades en el Constancia-Nàstic y el Real Sociedad-Granada femenino

Una imagen del Constancia-Nàstic, encuentro bajo sospecha de amaño. Ampliar foto
Una imagen del Constancia-Nàstic, encuentro bajo sospecha de amaño.

Los amaños de partidos en el fútbol español ya no se circunscriben a la categoría profesional, sino que, siguiendo una tendencia ya observada por los especialistas en otros países, se está desplazando hacia divisiones menores, menos escrutadas por los aficionados y más fáciles de manipular. Este epígrafe ligas menores incluye, sorprendentemente para muchos, a la liga femenina española, como informó el miércoles en el Parlamento Europeo Federbet, la empresa de alertas antiamaños que incluyó en su informe del primer trimestre de la temporada 2013-2014 el partido Real Sociedad-Granada de la liga femenina, en el que las donostiarras se impusieron por 3-0 en Zubieta el pasado 10 de noviembre. Este, y el Constancia-Nàstic masculino (1-1), de Segunda B, disputado el mismo fin de semana, constituyen la aportación española a la lista de 51 partidos de fútbol disputados principalmente en Europa, China, Indonesia y Uzbekistán cuyo resultado, según Federbet, estuvo determinado por un amaño. Además, según la empresa de alertas, también se manipuló el resultado de al menos tres partidos de tenis, dos de baloncesto de la liga báltica y uno de voleibol femenino de la liga Europea.

En el partido femenino saltaron las alarmas al registrarse una apuesta de 50.000 euros

Federbet alerta desde la semana anterior a la celebración del encuentro de todos los movimientos de apuestas sorprendentes, que se salen de ojo por unos resultados determinados. Si posteriormente se produce el resultado ilógico por el que se apostó una cantidad desmedida, se considera que hubo amaño. “Tenemos una seguridad del 100% en nuestro sistema. Consideramos que las apuestas son como la bolsa y si un valor que debería bajar empieza a subir de repente sabemos que siempre hay algo raro por detrás. Y avisamos a nuestros clientes siempre antes de que se celebre el partido”, dijo Francesco Baranca, directivo de Federbet, empresa a la que la Liga Profesional Española (LFP) ha contratado el sistema de alerta.

En el caso del Real Sociedad-Granada, que mantuvo el marcador a cero hasta el minuto 60 y en el que, según las crónicas, el árbitro concedió a las donostiarras un gol en fuera de juego y un penalti muy dudoso, lo que llamó la atención no fue la apuesta por la victoria de las locales, sino la gran cantidad de dinero que un solo apostante fio a ese resultado. “Llegó una apuesta de unos 50.000 euros que llamó la atención”, explican fuentes conocedoras del caso, que la LFP denunció a la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de la Policía Nacional (UDEF). La voluminosa apuesta era a que la Real ganaría por más de un gol. “Hay que tener en cuenta que en ese tipo de partidos el monto total de las apuestas no pasa de 200 o 300.000 euros”. Aparte de estos dos partidos, el femenino y el de Segunda B, la LFP también ha puesto en conocimiento de la policía posibles irregularidades en varios partidos de fútbol más y alguno de balonmano.

Federbet detecta 51 fraudes en el fútbol europeo y asiático, dos en básquet y tres en tenis

En el Parlamento Europeo estuvo también informando sobre su trabajo contra los amaños Ricardo Resta, director de competiciones y del comité de integridad de la LFP, quien proclamó el gran compromiso de la liga en la lucha contra los amaños (“España es el país más comprometido del mundo”, dijo Baranca) y explicó cómo todas las semanas la LFP escruta los 21 partidos que se disputan (Primera y Segunda) con múltiples dispositivos de monitorización y con acceso casi instantáneo a los movimientos de apuestas que se van generando. “Si desde Federbet nos han advertido de un posible arreglo estudiamos todas las jugadas dudosas, como goles en propia puerta, fallos de porteros o así, que puedan contribuir al resultado extraño apostado, y viceversa, si observamos alguna de estas jugadas raras, inmediatamente comprobamos si se ha producido un movimiento extraño de apuestas. En los casos en que concluyamos que el amaño ha sido probable abrimos procesos disciplinarios y lo denunciamos a la policía, porque desde 2010 el amaño es delito en España. El amaño es el peor enemigo del fútbol porque mata la competición y en la LFP, con el apoyo absoluto del Consejo Superior de Deportes, le hemos declarado la guerra. Las mafias tienen que saber que este no será un territorio fértil para ellas”.

En la LFP intentan también trabajar con los futbolistas, identificar aquellos que podrían ser más proclives a dejarse enganchar por las mafias que desde Singapur usan las apuestas vía Internet para blanquear el dinero generado por el narcotráfico, la prostitución o el tráfico de armas. “Suelen ser o veteranos de vuelta de todo que han pasado por varios clubes o jovencitos que empiezan y se dejan deslumbrar a la primera”, dice Resta. “Estos son los que deberían entender que si se dejan comprar una vez están vendidos para siempre”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información