Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blatter sugiere que Alemania compró votos para celebrar el Mundial 2006

La constatación de que Havelange recibió sobornos desata una disputa entre el actual presidente de la FIFA y la federación germana

Beckenbauer, a la izquierda, y Joseph Blatter, durante un acto previo al Mundial de Alemania 2006 Ampliar foto
Beckenbauer, a la izquierda, y Joseph Blatter, durante un acto previo al Mundial de Alemania 2006 AP

Joseph Blatter, el presidente de la FIFA, organismo rector del fútbol mundial, dijo en el diario suizo SonntagsBlick que hubo “irregularidades” en la adjudicación del Mundial de 2006 a Alemania. Ante la referencia a una presunta compra de votos, Franz Beckenbauer, mítico exfutbolista y presidente del comité organizador de aquella cita, salió al paso en el diario alemán Bild: “Las declaraciones de Blatter me resultan del todo incomprensibles. Lo decisivo fue el voto de los europeos a nuestro favor”. El cruce de argumentos se produce justo después de que la FIFA admitiera esta semana que el brasileño João Havelange, su presidente durante 24 años, y el yerno de este, Ricardo Teixeira, recibieron sobornos por un mínimo de 11,8 millones de euros procedentes de ILS, una agencia de mercadotecnia y derechos televisivos.

¿Supone que hay un caso de corrupción? “No supongo nada. Lo constato”

Joseph Blatter, presidente de la FIFA

Ahora que también se pone en duda el proceso de elección de las sedes organizadoras de los Mundiales de 2018 (Rusia) y de 2022 (Catar), Blatter recordó el caso de 2006 (Alemania). “Mundiales comprados... Recuerdo que en el momento de la adjudicación alguien se fue. De esta manera, en lugar de 10 (votos) a 10 quedamos 10 a 9 a favor de Alemania. Me alegré, porque no fue preciso un voto de desempate. Pero, vamos a ver, alguien se levantó y se fue”, explicó. ¿Supone entonces que hay un caso de corrupción?, indagó el periodista sobre el caso de Alemania. “No supongo nada. Lo constato”, respondió Blatter, que es presidente de la FIFA desde 1998 y por lo tanto lo era cuando Alemania fue elegida.

El presidente de la asociación de un país me dijo: 'Sería bueno si el árbitro estuviera de nuestro lado'. Entonces me metió un sobre en la chaqueta”.

Joseph Blatter

Antes de repasar el episodio del Mundial de 2006, el suizo había realizado una confesión sorprendente. “Cuando yo era secretario de la FIFA (1981-1998), el presidente de la asociación de un país vino a verme. A la salida, se me acercó y me dijo: ‘Sería bueno que el árbitro estuviera de nuestro lado’. Entonces me metió un sobre en la chaqueta”.

Blatter completó el relato insistiendo en que no se dejó comprar. “Volví a la oficina y abrí el sobre. Había 50.000 dólares. Le llevé el dinero al contable, que propuso abrir una cuenta a nombre de este hombre y depositar el dinero. 14 días más tarde, había recogido el dinero. Desde entonces, nunca han intentado sobornarme”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información