El ascenso, tan cerca y tan lejos

El Deportivo, que puede subir hoy, y el Celta ponen en juego gran parte de sus opciones - El Girona se salva y condena a Alcoyano y Cartagena, que bajan a Segunda B

Bruno Gama, Lassad, Juan Domínguez y Diego Colotto se lamentan tras el partido ante el Xerez.
Bruno Gama, Lassad, Juan Domínguez y Diego Colotto se lamentan tras el partido ante el Xerez.Román Ríos (EFE)

Tan cerca y tan lejos, cinco años después Galicia está a punto de volver a tener en Primera División a sus dos equipos de fútbol más emblemáticos en lo que sería un acontecimiento inaudito porque Deportivo y Celta jamás subieron de la mano a la máxima categoría. Estuvieron a punto de conseguirlo en 1966 cuando en una Segunda División de dos grupos los coruñeses ascendieron como campeones y los celestes se quedaron a las puertas tras caer en la promoción ante el Sabadell. Sí lo hicieron en 1981 para salir del pozo de la Segunda B.

Tan próximo está el objetivo para el Celta, que encadena cinco victorias consecutivas y necesita tres más para festejar. Hoy recibe al Xerez en Balaídos (20 horas, TVG) entre la euforia de la grada y la cautela del vestuario. “Es de ese tipo de equipos que a nosotros se nos tuercen porque tienen mucho oficio”, reflexiona el técnico Paco Herrera. Tan a mano lo tiene el Deportivo que su gente puede acabar hoy de madrugada en la fuente de Cuatro Caminos. Bastaría un empate del Celta y una victoria blanquiazul en Tarragona ante el colista y descendido Nàstic (22.00, Canal +1), que anuncia batalla. “Aquí no hay regalos”, anticipa Jorge D’Alessandro, estratega del equipo catalán. Es ese tipo de orgullosas advertencias las que nublan ahora la visión de Celta y Deportivo. “Tenemos la suerte de enfrentarnos contra equipos que se juegan cosas”, reflexiona Vicente Moreno, técnico del Xerez. La lógica invita a pensar que puede ser mejor encarar rivales con todo dicho en la clasificación, pero la desconfianza es mayúscula y más tras lo visto el pasado domingo en Chapín. “El Deportivo nos ha mostrado lo que no hay que hacer. Si salimos sin tensión estamos muertos”, diagnostica Mario Bermejo, que jugó tres años en el equipo andaluz.

El campeonato acaba con una traca final de cinco partidos en 15 días

Semeja complicado el relajo cuando en juego están tantas cosas. Para el Deportivo el ascenso es tanto como la vida; para el Celta, aliviado en lo económico tras superar el proceso concursal, el camino para dar continuidad a todo el talento que ha salido en los últimos tiempos de A Madroa sin necesidad de estudiar algún traspaso que equilibre balances. El técnico blanquiazul, José Luis Oltra, apareció ayer tras el único entrenamiento en el que ha preparado el partido de esta noche revestido de un aura de frialdad. “No es una final”, aclaró antes de reseñar que los cuatro puntos de ventaja le permiten todavía margen para otro tropiezo y aludir a uno de sus clásicos de ascendencia cruyffística: el entorno. “Cada partido que no ganas le pone nervioso, pero en intentamos que no nos afecte. Debemos de olvidar las circunstancias y salir al campo a ser fieles a nuestro estilo”, resumió Oltra, que dejó una sentencia cuando menos llamativa. “No pienso en caer a la promoción, pero si así ocurre será más por acierto de Celta y Valladolid que por demérito nuestro”.

Más allá de las sensaciones queda lo futbolístico, el vaivén de una Liga eterna con una traca final en el calendario que obliga a disputar cinco jornadas en 15 días. Oltra se ha llevado a todo el plantel a Tarragona por si hay algo que celebrar. En todo caso, si Depor y Celta salen victoriosos se sentarán mañana ante el televisor para ver si el Valladolid tropieza en casa ante el Recreativo. Si eso sucede el Deportivo no tendría que esperar más y el Celta podría alzar los brazos el domingo a las diez de la noche.

 Alcoyano y Cartagena, a Segunda B  

La victoria del Girona (2-1) ante el Villarreal B salvó al equipo catalán y condenó al  Cartagena y al Alcoyano, que bajan a Segunda B. Los alicantinos están a nueve puntos del Guadalajara a falta de tres partidos, pero tienen el gol-average perdido con los alcarreños. Los cuatros equipos que  dicen adiós al fútbol profesional son el Nástic, Cartagena, Alcoyano y Villarreal B.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS