_
_
_
_

Tévez, en el alambre

Acabada la sanción de 15 días, el delantero vuelve a entrenarse con el Manchester City, pero el club planea imponerle una dura sanción

Después de ser sancionado por dos semanas a no entrenarse y tener congelado el salario, Carlos Tévez ha vuelto a ejercitarse hoy en la ciudad deportiva del Manchester City, en una sesión física al margen de sus compañeros, y esta tarde se verá las caras con Roberto Mancini, técnico del club, y otros responsables de la entidad. Le pedirán explicaciones por su actitud, con la que consideran que podría haber incurrido en una "ruptura de los términos" de su contrato. El origen del conflicto es el acto de indisciplina que el delantero argentino cometió el 27 de septiembre, cuando supuestamente se negó a jugar en el partido de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich, en el Allianz Arena.

Más información
Los amores y odios de Carlitos
La multa a Tévez, reducida a la mitad
Otro paso atrás de Tévez

"Después de estudiar lo ocurrido, el club cree que Carlos Tévez deberá responder ante una posible violación de su contrato", rezaba un comunicado hecho público ayer por el club de Manchester. "Si dependiera de mí, no volvería a jugar con este equipo", aseguró Mancicni después del partido contra el Bayern. Cuando llegaron a Inglaterra, la policía tuvo que escoltar a Tévez fuera del aeropuerto ante la ira de los aficionados. El Apache, por su parte, negó las acusaciones unos días más tarde: "En Múnich calenté y estaba listo para jugar. Deseo dejar en claro que yo nunca me negué a jugar. Hubo cierta confusión en la cancha y creo que mi posición ha sido malentendida". Tras llevar a cabo una investigación interna, sin embargo, el club informará al argentino de que todos los miembros del equipo consultados respaldan la versión de Mancini. El City ya ha avisado al sindicato de jugadores y a la Asociación de Futbolistas Profesionales de que planea imponerle una dura sanción.

Este es el último episodio de una larga lista de desencuentros entre Tévez y el City en los últimos meses. El argentino, que cambio la camiseta roja del Manchester United por la del City en 2009, pidió la salida del club el pasado mes de diciembre y, de nuevo, en verano, alegando cuestiones familiares hizo público que no estaba a gusto en la ciudad inglesa. "Cuando termine mi contrato con el City me marcho y no volveré a Manchester ni de vacaciones", espetó en la televisión argentina. Pero no pudo salir y esta temporada ha perdido la titularidad ante la irrupción de Agüero y el tino rematador de Dzeko. Tras casi tres meses de competición, solo ha participado en seis partidos y la mayoría como suplente. En Liga, ha jugado tres encuentros y solo uno de inicio; en la Champions, solo ha disputado nueve minutos, en el empate de los citizens contra el Nápoles.

Carlos Tévez calienta durante un partido del Manchester City en la Premier League.
Carlos Tévez calienta durante un partido del Manchester City en la Premier League.CARL DE SOUZA (AFP)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_